Identidad grupal y trabajo remoto

417

Por Patricia Llaque – profesional de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones

El contexto y la interacción que se produce entre los miembros de cualquier grupo facilitan el surgimiento y desarrollo de su identidad social, entendida ésta como una estructura constituida y reforzada de forma colectiva gracias a la convergencia de sus miembros en torno a los valores y propósitos que lo representan.

En otras palabras, las distintas configuraciones sociales demandan la consideración del sentir de cada uno de sus miembros sobre las situaciones que se van produciendo dentro del contexto grupal, con el fin de consolidar un entendimiento común de las características y dinámicas que simbolizan dicho grupo, lo que, a su vez, refuerza su proceso de identificación con el mismo.

Con ello, los miembros dejan de considerar al grupo un mero elemento externo y pasan a interiorizarlo o a incorporarlo como una forma de identidad social.

EQUIPOS DE TRABAJO EFECTIVOS

Sobre el tema que nos ocupa, los equipos de trabajo, surgen cada vez nuevas investigaciones cuyo objetivo es encontrar relaciones directas entre distintas dimensiones de la identidad y diversos indicadores de rendimiento, que puedan explicar el rol esencial de la identidad social en el funcionamiento y en la efectividad de los equipos. Esto es, identificar las variables de la identidad de grupo que no solo afectarían al comportamiento o a las actitudes de sus miembros, sino que también les facilitarían el saber qué hay que realizar y cómo ejecutarlo de forma óptima para la adecuada consecución de resultados.

Como es sabido, existen diferentes modelos que miden la efectividad de los equipos. A mí me parece interesante el de Hackman que adopta tres criterios generales para medir la eficacia.

1. Las respuestas emocionales relacionadas con las experiencias de trabajo. Es absolutamente deseable que las actividades del grupo satisfagan, y no frustren, las “necesidades” personales de sus miembros. Estaríamos hablando de que el índice de satisfacción es aquí un indicador básico.

2. La viabilidad, que permite la supervivencia del equipo como una unidad.

3. El rendimiento, respaldado tanto por indicadores objetivos -datos cuantitativos de la productividad- como por evaluaciones subjetivas, sean éstas internas y/o externas.

Dichos criterios enfatizan nuevamente la necesidad de abordar tanto colectiva y multidimensionalmente al grupo como de comprender a cada uno de sus componentes con el fin de identificar las variables que le capacitan para el logro de los objetivos. Dicho de otra forma, la capacidad de los empleados para trabajar juntos depende de cada uno de los individuos, por lo que atender a sus comportamientos y actitudes individuales influirá positivamente en la eficacia de los equipos.

DESAFÍOS DEL TRABAJO REMOTO

Siempre comentamos que la mayoría de las soluciones digitales no basan su diseño en un enfoque multidisciplinar que integre principios de psicología, ingeniería y negocios. Por ello, muchas veces dichas herramientas  limitan o dificultan disfrutar de una experiencia laboral centrada en el ser humano que cumpla altos estándares en salud, bienestar y seguridad, variables críticas cuando hablamos de equipos efectivos.

Por otra parte, conceptos como trabajo remoto y teletrabajo ponen de manifiesto en su misma etimología los problemas que entrañan la distancia y la intensidad en las relaciones, variables que deben ser moduladas con eficacia para lograr la comunicación deseada. Y es que es indiscutible que el marco físico de las distintas modalidades de trabajo ejerce un papel crucial y directo en el contacto, el conocimiento y la motivación y, por ende, en la efectividad del grupo de trabajo.

¿Cómo crear las condiciones necesarias para establecer contactos más profundos y significativos, claves en el fortalecimiento de la identidad grupal, y con ello lograr la siempre ansiada efectividad laboral?

El próximo miércoles 28 de octubre estaré en Expo Capital Humano 2020 en el Webinar Estrategias de trabajo remoto basadas en las ciencias del bienestar“, donde aprenderemos a diseñar una experiencia de trabajo remoto que ofrezca el máximo número de ventajas y el mínimo número de inconvenientes para la salud y el bienestar de nuestros grupos de trabajo, y con ello, poder contribuir eficientemente a la continuidad del negocio.


Sobre el autor:

Patricia Llaque
Profesional de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, con experiencia en empresas y organizaciones internacionales. Máster en Neuropsicología Clínica y Máster en Ciencias Cognitivas. Trabaja en la intersección de la Inteligencia Artificial y la Psicología Cognitiva y del Comportamiento, con énfasis en la investigación del impacto de la tecnología sobre el desarrollo humano. Su trabajo se focaliza en la consecución de  nuevos valores y propósitos dentro de una cultura organizacional basada en la persona. A través de su marca registrada OnWell participa también en la divulgación de la ciencia y la investigación, dando visibilidad a referentes femeninos, y en el acercamiento al lado más amable de la tecnología, a aquellos algoritmos y soluciones que se diseñan bajo el prisma de la ética social y la sostenibilidad.


SUSCRÍBETE a InfoCapitalHumano y entérate las últimas novedades sobre el sector de Recursos Humanos. Conoce más en el siguiente link: https://bit.ly/2Ot6KZm

Comentarios