Innovación de una cultura mecanicista (2)

1285

Por Iris Reyna Sánchez Aizcorbe (Perú), Profesora de Habilidades Directivas en la PUCP y Directora Ejecutiva de 3C Consultores en Cultura Corporativa

El impacto que genera la implementación de una cultura de innovación en una organización principalmente mecanicista dependerá en gran medida de que la estrategia de cambio cultural tome en cuenta la naturaleza del negocio y las funciones de los grupos ocupacionales específicos.

Veamos un ejemplo, en el negocio de electrificación tengo un importante grupo ocupacional de técnicos en electricidad y personal que se ha formado con la experiencia. Es un trabajo de alto riesgo donde es fundamental seguir al pie de la letra los procedimientos establecidos por los expertos en Salud y Seguridad Ocupacional.

Todos los colaboradores en estos puestos reciben entrenamiento permanente en cómo hacer el trabajo sin poner su vida en peligro, analizando los riesgos potenciales, usando implementos de seguridad personal, entre otros.

El lema es: si sigues todas las reglas las posibilidades de accidentarte serán casi nulas.

Todas aquellas personas que trabajan en Salud y Seguridad Ocupacional saben lo complicado que puede ser lograr que el personal interiorice y se comprometa a seguir las reglas de “comportamiento seguro”. Se requiere un gran esfuerzo de reeducación del empleado y de alineamiento organizacional. Pero se logra.

Ahora bien, en este contexto, los operarios asistieron al Taller de Cultura de Innovación que se dio a toda la empresa y donde el mensaje principal aludía a tomar riesgos, hacer las cosas de forma diferente, ensayar, pensar fuera de la caja, atreverse y similares.

A la mañana siguiente, durante la charla de 5 minutos que se lleva a cabo antes del inicio del trabajo todos los días, el personal expresó su confusión respecto a los mensajes opuestos que recibían “usted dice cero-riesgo pero en el taller nos dijeron que debíamos arriesgarnos”, “usted dice que sigamos el procedimiento pero en el taller nos dijeron que busquemos y ensayemos mejores formas de hacer las cosas”.

Los 5 minutos se convirtieron en 20 y no logramos salir del entrampamiento de “usted dice” y “en el taller nos dijeron”. Años de esfuerzo puestos en duda en pocas horas.

¿Esto quiere decir que la cultura de innovación quede descartada en ciertos negocios o grupos ocupacionales? Pues no. No se trata de eso. Se trata de analizar más cuidadosamente las diversas formas en que se puede implementar la cultura de innovación en cada contexto.

La innovación no debe contradecirse con la seguridad en ningún caso. No puedes arriesgarte, no puedes no seguir un procedimiento de seguridad; esto no está en juego. Pero hay diversas formas de innovar y son éstas las que deben seleccionarse cuidadosamente para el negocio y grupo ocupacional con que se trabaja.

Por ejemplo, en el contexto de los técnicos y operarios de electrificación se pueden generar círculos de mejora donde todos participen con sus ideas innovadoras. Se pueden revisar procedimientos para buscar mejores formas de lograr los mismos resultados y que pasen por la aprobación del personal de seguridad antes de ponerlo en práctica. Se puede investigar cómo hacer el trabajo con nueva tecnología, con implementos más cómodos, etc.

En otras palabras, se puede generar una cultura de innovación dentro de un marco que no ponga en juego las prácticas de salud y seguridad que protegen la integridad y la vida del empleado.


Sobre el autor:

Iris-Reyna-400x501-BNIris Reyna Sánchez Aizcorbe (Perú), Especialista en Gestión de la Cultura Corporativa, Clima Laboral y Desarrollo del Talento con más de 25 años de experiencia. Ocupó posiciones de gerencia en recursos humanos para Sudamérica; principalmente en ExxonMobil, Oxfam Gran Bretaña e Hipermercados Tottus. Asimismo, desde el año 1994 facilita talleres de desarrollo de habilidades blandas y liderazgo para diversas empresas y, en los últimos años, ha sido profesora de post-grado y maestría en Centrum Católica.  Actualmente es Profesora de Habilidades Directivas en la Pontificia Universidad Católica del Perú y Directora Ejecutiva de 3C Consultores en Cultura Corporativa

Comentarios