Recomendaciones para mejorar el Bienestar Financiero

4003

Por Raúl Lavado Cavero (Perú) Especialista en Health & Productivity Management. Director Ejecutivo del Consejo Empresarial de Salud y Bienestar para Perú y Ecuador y Director del instituto de Bienestar Corporativo.  

En la actualidad, vivimos en un ambiente de múltiples estímulos visuales, la publicidad juega un papel importante puesto que influye en nuestras decisiones, las cuales impactan en nuestra salud financiera.  

Muchos estudios revelan que las personas que deciden contraer deudas sufren mayor ansiedad, tensión emocional y estrés. En cualquier momento, una persona puede poner en riesgo su salud financiera por compras no planificadas o gastos imprevistos, generando de manera involuntaria un mayor costo de presentismo para las empresas (estar, pero no estar en el trabajo).

El costo del presentismo es alto; según hemos calculado, bordea los S/. 26 millones solo en el sector financiero. Para evitar esta situación, les presentamos algunos consejos orientados a controlar y evitar estas situaciones.

¿Qué podemos hacer de manera práctica?

  1. Haga una evaluación en la forma en la que facilita préstamos a sus empleados:
    Aquí el objetivo no es otorgar más préstamos, sin ver la particularidad de cada caso realizando una evaluación integral de riesgo del colaborador acompañado de asesoramiento constante para, independientemente del producto financiero que elija el colaborador, éste termine mejorando su  salud financiera y no perjudicándola.
  2. Complemente los servicios de salud financiera con salud emocional:
    Muchos de los gastos imprevistos que tienen los colaboradores tienen que ver con un adecuado control de emociones. Un buen coaching psicológico podría ayudarle a su compañía a tratar casos especiales donde la falta de salud financiera tenga un origen emocional.Un PAE (Programa de Asistencia al Empleado) podría brindar servicios especializados en control de estrés y de emociones, los cuales se complementen con los lineamientos de educación financiera. Un Programa de bienestar financiero podría integrar no solo talleres informativos de finanzas, sino también herramientas que mejoren la salud emocional para el manejo de las finanzas de sus colaboradores.
  3. Haga una Evaluación de la Salud Financiera de sus colaboradores:
    Aquí se puede levantar información como  evaluar el número de tarjetas que tienen los colaboradores, evaluar su estado en las centrales de riesgo luego de los controles de selección, evaluar el número de préstamos del colaborador, así como la repetición de estos préstamos, etc.

    Es indispensable guardar la más estricta confidencialidad en estas evaluaciones, las cuales se tomaran inicialmente a las personas que se sumen al programa. Esto debe hacerse de a pocos, con grupos piloto. Aquí es indispensable evaluar la cultura local, ya que en muchas realidades de empresas en el Perú esto puede tomarse de manera negativa, por ello la profundidad dependerá del estado de maduración de su cultura, nivel de maduración de los subsistemas de recursos humanos, presupuesto, soporte gerencial, etc.

  4. Entrenamientos en Finanzas Personales:
    Aquí es importante el desarrollo de habilidades en el control de finanzas personales. El desarrollar habilidades no solo implica una simple charla, sino diversos entrenamientos bien diseñados en función a la realidad de cada empresa; entrenamientos estructurados e interrelacionados con otras áreas de bienestar (emocional, salud, comunicación, etc.) que brinden un sólido desarrollo de estas habilidades, apoyados en herramientas que permitan realizar controles, seguimientos de indicadores financieros, reducción de deudas, es decir programas en finanzas personales orientados al cambio de comportamiento.

    Es distinto el enfoque en función al sector, las realidades son diferentes y los colaboradores priorizaran diferentes gastos e inversiones en sus finanzas personales.

  5. Tenga una campaña de comunicación constante:
    Existe amplia información sobre tasas de interés y de gastos de transacciones financieras que no son conocidas por los colaboradores y resultan casi  invisibles hasta que vemos la cuenta a fin de mes. Sin embargo,  estos costos sí están indicados en las condiciones que los colaboradores firman al adquirir cualquier producto financiero, pero por falta de información o desconocimiento no se les presta una adecuada atención.Genere comunicados con información simple y con diversas recomendaciones que deben tener los colaboradores al adquirir cualquier producto financiero. Además de ello puede comunicar las formas en que los usuarios de un producto son convencidos de adquirir un producto o servicio sin necesitarlo.
  6. Brinde Asesoría Financiera en diversos canales de comunicación:
    La asesoría puede ser telefónica, electrónica o presencial mediante un asesor especialista que ayudara a sus colaboradores en la administración de sus finanzas personales brindando opciones para su beneficio a mediano y largo plazo en su toma de decisiones.

Sobre el autor:

Foto-Raul-Lavado-120x120-BNRaul Lavado Cavero (Perú)
Especialista en Health & Productivity Management. Director Ejecutivo del Consejo Empresarial de Salud y Bienestar para Perú y Ecuador y Director del instituto de Bienestar Corporativo.   Experiencia en Consultoría en Péru y Ecuador en el Sector Banca, Microfinanzas, Sector Salud, Consumo Masivo y empresas del Holding FONAFE. Estudios de Bienestar Corporativo en EEUU en Wellness Council of America y cursos especializados  Health & Productivity Management en Chapman Institute. Estudios de Post-Grado en UPC. Participo  ponente en el Human Capital Forum 2016 dentro del tema “Mejores Prácticas de Bienestar”.

Comentarios