Zona de confort: el miedo al cambio nos hace conformistas

1822

Por Ana Sayán (Perú), Directora General de Crece Consultores S.A.C.

“Si realmente queremos aprender algo, debemos comenzar por deshacernos de la complacencia.” Mao Zedong

Jenny es joven y hace un tiempo consiguió un trabajo que le permite cubrir sus gastos y ahorrar. Tiene también una relación con Jorge, ya varios años, y suelen viajar juntos ahora que su economía se los permite. Pero el día que él le habló de casarse y tener una familia se congeló de susto. Todo estaba perfecto ahora, no quería cambiarlo.

zona-confort

Satisfechos en nuestra “Zona de Confort”
Así como hay tiempos difíciles en la vida, también hay momentos en que las cosas parecen haber alcanzado un equilibrio y nos acostumbramos a él. Nos sentimos “bien”, nuestra mente esta complacida, hemos alcanzado nuestra “zona de confort”.

La mayoría de las personas, cuando se adaptan y se sienten cómodas en un estilo de vida determinado, difícilmente se animan a hacer cosas nuevas o a vivir experiencias desconocidas. Quieren que todo siga igual. Asumir nuevos retos se les hace peligroso, les augura cambios oscuros que no desean, cambios que podrían alterar la comodidad que sienten.

Por naturaleza humana, sobre todo en este moderno mundo hedonista, parecemos programados para buscar siempre el placer de las cosas y todo aquello que suponga menos esfuerzo. Somos seres afanados por lo instantáneo, por lo fácil y, sobretodo, por aquello que nos produce satisfacción y placer. Cambiar, así sea por algo que promete ser mejor, nos produce un profundo miedo a lo desconocido, sobre todo si lo desconocido puede implicar sufrimiento.

El progreso esta más allá de la “Zona de Confort”
Podemos decir entonces que la zona de Confort es una creencia limitante o, más bien, que es un conjunto de creencias restrictivas que nos impiden avanzar. Es cuando superamos estos límites, y aprendemos a reestructurar nuestros pensamientos, que nuestra perspectiva puede ampliarse y alcanzamos la posibilidad de hacer cosas que jamás pensamos que haríamos.

Esto es algo que empieza desde dentro. Perder el miedo es el resultado de un proceso que se inicia en nuestros pensamientos, en nuestras ideas y hasta en nuestros sentimientos. El cambio interno tiene como fruto natural un cambio externo.

Para esto es importante darse cuenta que somos nosotros los que nos hemos puesto barreras y confiar en que tenemos la capacidad de derribar nuestros propios muros. Autoevalúate. Pregúntate si tus miedos son justificados o si solo son producto de una imaginación impregnada de temor. Esto lo ha hecho desde siempre la gente emprendedora y todos aquellos que han alcanzado la cima del éxito. ¡Debes atreverte!

Pasos para ver más allá
No te quedes solo en la teoría. Aquí hay ocho cosas concretas que puedes hacer para superar tus temores:

  1. Autoevalúate y reconoce tus límites
  2. Aprende a aceptar las cosas
  3. Sal de la rutina
  4. Crea nuevos hábitos
  5. Sé productivo en el trabajo
  6. Enfrenta tus miedos más comunes
  7. Frecuenta personas positivas
  8. Nunca desistas

Beneficios
Hay mucho más en la vida que tu zona de confort. Salir de tu burbuja te enseñará cuantas cosas buenas hay esperando por ti:

  1. Perderás tus miedos
  2. Te sentirás motivado para emprender retos
  3. Expandirás tu mente
  4. Te abrirás a nuevas oportunidades
  5. Alcanzarás tus metas
  6. Lograrás el éxito
  7. Serás más feliz

 

Sobre la autora:

ana-sayantAna Sayán (Perú), es coach de la International Coaching Community de Londres y especialista en Valores Humanos y Desarrollo Personal por el Character First Institute de México. Implementingpartner, Alta Dirección y Negocios en la Universidad de Piura (PAD), Directora General de Crece Consultores S.A.C. Especialista de Secuencia por RPP Noticias Radio y Televisión, brindando temas enfocados al desarrollo personal y familiar. Coach de Radio Corazón.

Comentarios