¡Buscamos protagonistas! Sin experiencia …

1360

Por Gilberto Rigolon, Head of Human Resources Nestlé Perú – Bolivia 

A lo largo de la vida, solemos encontrarnos con 2 tipos de personas: los que se declaran víctimas de todo y los protagonistas. Lo más fácil, sin duda, es ser víctima y reclamar por todo. No se necesita de mucho esfuerzo, tampoco se necesita de creatividad y mucho menos de acción, porque cuando eres víctima, la culpa siempre es del otro.

Los noticiarios, el internet, las redes sociales, la chamba y la familia son fuentes súper potentes para una víctima. ¿La pandemia? ¿El contexto político? ¿El desempleo? ¡Wow, cuánto contenido para lamentarse!

Sin duda, en muchas ocasiones, realmente son situaciones complicadas y de terror, y existen razones para que las víctimas tengan de qué lamentarse. Sin embargo, lamentarse sin hacer nada, no funciona. Así no se soluciona ningún problema, todo lo contrario, ponerse en el rol de víctima convierte a estas personas en seres improductivos, aburridos, sus amigos desaparecen, pero los problemas continúan.

Una “muy buena” víctima no cuestiona ni hace preguntas… acepta la situación, porque en su cabeza no hay nada que pueda hacer, no existe solución que esté en sus manos. Siempre busca lo más cómodo, poner la culpa en el otro.

 

Y entonces, ¿Quiénes son los protagonistas?

Son los que muchas veces se sienten víctimas en un primer momento, pero se les pasa rápido…

Un protagonista busca entender bien la situación, identifica cuál es el problema, y lo más importante, tiene las ganas de pensar y hacer algo que le permita cambiar esa situación y encontrar una salida.

Es decir que, a diferencia de una víctima, un protagonista tiene iniciativa, coraje y principalmente actitud para accionar y no quedarse paralizado frente a un problema. Haciendo una analogía con la culinaria, podríamos decir que, mientras una víctima hace de un limón, un limón, un protagonista convierte a ese limón en una ¡rica limonada!

¡Las victimas solo lamentan, los protagonistas transforman!

En estos últimos 2 años de pandemia, desafortunadamente me ha tocado encontrarme con más víctimas de las que esperé conocer. Pero rescato que también logré encontrar, en los peores momentos de pandemia, a muchos protagonistas que tenían el mismo objetivo, buscar transformar este desolador contexto y hacerlo más prometedor cada día.

Los invito a contagiar a otros de nuestro protagonismo, enseñándoles que por más desolador que sea el panorama siempre hay una salida y una forma de transformar nuestro futuro. Estemos atentos y rodeémonos de protagonistas. Porque, mientras tengamos más protagonistas que víctimas, podremos construir ese futuro que tanto deseamos para nuestro país.

Aún hay tiempo. ¡Paremos de lamentar y aceleremos juntos esta búsqueda de protagonistas!


Sobre el autor:

Gilberto Rigolon

“Llevo 24 meses de aprendizaje con la pandemia y más de 30 años de experiencia al lado de las personas, practicando escucha activa, resiliencia e inteligencia emocional, para ayudarlos y apoyarlos permanentemente a sacar los mejor de ellos y sentirse protagonistas de su desarrollo”. 

Profesional con más de 30 años de experiencia en Recursos Humanos en empresas multinacionales como Nestlé, IFF-International Flavours & Fragrances, Compaq Computers, BAT-Britsh American Tobacco y Philips. Graduado en Matemática con mención en Tecnología. Posgrado en Gestión Empresarial y Recursos Humanos. MBA Internacional en Estrategia Empresarial.


SUSCRÍBETE a InfoCapitalHumano y entérate las últimas novedades sobre el sector de Recursos Humanos. Conoce más en el siguiente link: https://bit.ly/2Ot6KZm

Comentarios