Buscamos Jugadores de Fútbol …

470

Por Gilberto Rigolon, Head of Human Resources Nestlé Perú – Bolivia 

¡En mi cumpleaños número 8, un primo muy querido me entregó como regalo un cuadro que tenía la imagen de un niño saliendo de un huevo, con un mensaje que decía: ¡Gracias a Dios, nací Corinthiano!

Desde aquel entonces, no ha pasado un fin de semana en mi vida sin que quiera saber cómo está mi equipo en el campeonato de Brasil. Y es que, además de la adrenalina que se siente cuando se ve un campeonato de tu equipo, el fútbol nos genera un sentimiento de pertenencia y un orgullo enorme, sobre todo cuando nos sentimos bien representados, como es en mi caso 😊.

Del fútbol he aprendido muchas lecciones de liderazgo y trabajo en equipo, por ello, siempre me gusta hacer analogías del fútbol con el mundo corporativo, ya que considero que hay más similitudes que diferencias.

El fútbol vs. el mundo corporativo…

En el fútbol, queremos ganar partidos y campeonatos.

En el mundo corporativo, queremos ganar la preferencia de los consumidores y a la competencia.

En el fútbol tenemos a los jugadores, en el mundo corporativo tenemos a los colaboradores.

Jugadores / colaboradores tienen características personales y competencias técnicas totalmente diferentes entre sí.

Aunque algunos (jugadores/colaboradores) no se llevan tan bien en el día a día, pueden jugar juntos y hasta se abrazan después de un gol, un proyecto exitoso, o una victoria importante.

En el fútbol, tenemos un director técnico/coach, que define una estrategia de juego, quien va a la cancha y en qué posición. En el mundo corporativo tenemos los jefes, los heads, los gerentes (somos creativos para ponerles nombre😊), que tienen un rol y retos bastante similares a un DT/coach.

Ambos, DT y Gerentes, además de las competencias técnicas y capacidad de definir y comunicar las metas, deben además saber manejar los conflictos del día a día, los egos entre sus jugadores/colaboradores, los individualismos y la falta de empatía de algunos jugadores/ colaboradores.

Y si tenemos tantas similitudes… ¿Por qué es tan difícil jugar fútbol en el mundo corporativo?

Mi reflexión es sencilla, y es que mientras en el fútbol solo hay un DT y las metas son muchos más claras y fáciles de entender, en el mundo corporativo hay muchos DTs y a veces no están alineados a una misma meta.

Cuando la estrategia y la comunicación de las metas no están claras, el individualismo prevalece versus el colectivo (mi área, mi equipo, mis amigos, mis resultados) y no piensan como uno solo equipo, logrando que dentro de una misma empresa muchas veces se jueguen partidos por separado, sin preocuparse en el resultado final del campeonato… jugamos los partidos contra nosotros mismos… en lugar de jugar contra la competencia. Y cuando eso pasa, siempre perdemos.

Qué hace la diferencia…

Sin duda, el primer paso es tener a un excelente DT o Gerente, con la capacidad de poder dar dirección y motivación a sus jugadores/colaboradores…que tenga la competencia de abstraer lo mejor de ellos, entendiendo las individualidades de cada uno y conectarlos para trabajar en equipo.

Sin embargo, los que realmente hacen la diferencia son los jugadores/colaboradores.

Los grandes equipos (ya sea en el fútbol o en las empresas) tienen jugadores/colaboradores capaces de entender la estrategia y el partido que están jugando, cuestionar y contribuir de forma constructiva con el equipo y apoyar DT o Gerente para que todos estén en la misma dirección…y con disciplina en la ejecución.

Los mejores jugadores/colaboradores son lo que saben que hay hora para todo: hora de defenderse, hora de tocar la pelota, hora de dar espacio a alguien, hora de escuchar críticas y por supuesto, la hora de ¡hacer un gol!

Son los que saben manejar los egos a la hora de los goles y tienen la humildad de escuchar críticas y tener actitud positiva para dar la vuelta (esto sí, es muy retador para muchos).

Son los que entienden que cuando trabajan en equipo, son más fuertes y todos ganan.

No hay espacio para los individualistas, que piensan solo en sí o en su grupito. Pueden ganar algunos juegos, pero no es sostenible en un campeonato largo, donde el éxito viene con el conjunto de competencias de todos. A final, nadie gana un partido solito.

Los invito a mirar con ojos de fútbol el mundo corporativo, para que desde ese apasionante deporte redescubran su rol en el mundo corporativo y se pregunten ¿Qué partido estoy jugando? ¿Quién es mi equipo? ¿Quién es en realidad el contrincante? ¿Cuál es el campeonato que quiero ganar?

Con un poco de reflexión estoy seguro de que tendremos una nueva mirada en nuestras acciones dentro de las empresas, una mirada más de fútbol…

¿Listo para jugar fútbol en el mundo corporativo?


Sobre el autor:

Gilberto Rigolon

Profesional con más de 30 años de experiencia en Recursos Humanos en empresas multinacionales como Nestlé, IFF-International Flavours & Fragrances, Compaq Computers, BAT-Britsh American Tobacco y Philips. Graduado en Matemática con mención en Tecnología. Posgrado en Gestión Empresarial y Recursos Humanos. MBA Internacional en Estrategia Empresarial.


SUSCRÍBETE a InfoCapitalHumano y entérate las últimas novedades sobre el sector de Recursos Humanos. Conoce más en el siguiente link: https://bit.ly/2Ot6KZm

Comentarios