Permisos laborales para cuidar mascotas, ¿una opción real en Perú?

272

El vínculo que tenemos con nuestras mascotas es tan fuerte como el amor que sentimos por un familiar cercano. Lamentablemente, los permisos laborales para cuidar mascotas enfermas o simplemente para acudir al veterinario es una cuestión que todavía no se ha abordado en Perú.

Por el contrario,  en muchos países los permisos parentales caninos son una realidad aceptada por un gran número de empresas, que ven en ello un beneficio para la productividad y no un coste, dado que cada vez son más los trabajadores jóvenes que incorporan a sus vidas animales de compañía, principalmente entre los llamados “millenials”.

Un caso de éxito 

En Italia, el amor de una mujer por su mascota destrozó los esquemas preestablecidos. Ana, una bibliotecaria de la Universidad La Sapienza de Roma consiguió un permiso laboral de dos días para cuidar a su mascota enferma.

En el mencionado país, este tipo de permisos solo se otorga a madres, padres o tutores para cuidar de sus a sus hijos en caso de enfermedad. Ana solicitó un permiso para faltar al trabajo, ¿el motivo? su can recién operado, pero en su centro de labores su pedido fue negado.

Con la ley de su lado, Ana pudo respaldar su petición, enfatizando que si no hubiera cuidado a su perro habría cometido un delito. Al final sus jefes aceptaron las razones por las que solicitó los dos días de permiso.

Impulso del área de Recursos Humanos

Para los responsables encargados de gestionar el área de Recursos Humanos las mascotas comienzan a ser entendidas como un miembro más de la familia de sus trabajadores.

Por lo tanto no tiene que existir ningún tipo de discriminación en el trato hacia humanos y animales, e incluso es frecuente que muchas empresas colaboren activamente con protectoras y entidades dedicadas a la defensa de los animales abandonados.

 
 
Comentarios