Nuevo en la Oficina, ¿Cómo actuar?

454

Has conseguido ese empleo que tanto querías, te sientes feliz y satisfecho por este gran logro, pero aún queda otro gran desafío: adaptarte al nuevo ambiente laboral.

Un nuevo empleo es una experiencia que pone a prueba todas tus capacidades, pero no tan sólo teóricas, sino que también aquellas habilidades sociales que has podido aprender en tus trabajos anteriores.

Recuerda que eres nuevo en la oficina y todas las miradas se centrarán en ti. Todos estarán curiosos y querrán saber acerca de su nuevo compañero. Mantén una actitud abierta y amable, responde aquellas preguntas que te hagan, esto permitirá adaptarte más rápido. Lo más probable es que quieran saber de tu último trabajo y tu historia profesional.

La integración con tus compañeros de trabajo es fundamental, sociabiliza desde el principio, por ejemplo, en los breaks u hora de almuerzo, ésta puede ser una buena ocasión para conocer a tu equipo de trabajo y viceversa.

Es muy importante que siempre seas respetuoso y tengas una buena actitud con tus pares. Pues el trabajo se basa en las relaciones interpersonales y constituyen un papel crítico en las empresas, y es que si no andan bien, afecta la productividad y las tareas diarias.

Ahora te presentamos algunos consejos que te servirán para salir airoso de tu nuevo empleo:

  1. Pon atención y anota todo: Desde el principio debes intentar estar atento, oír y aprender. Anota todo lo que expliquen, desde la hora de almuerzo, hasta la clave de acceso de tu nuevo e-mail, así podrás consultar tu cuaderno cada vez que no recuerdes un proceso o algún nombre de persona, no te darás cuenta cuando ya no necesites de él.
     
  2. Apóyate en tus compañeros: Es necesario que te tomes todo con calma y vayas poco a poco cumpliendo tus obligaciones, si necesitas ayuda, apóyate en tus compañeros y superiores, sobre todo en aquellos que desde un principio te abrieron las puertas y te ofrecieron respaldo.
     
  3. Confía en tus capacidades: desde el primer día de trabajo, te recomendamos tener una actitud positiva y alerta para aprender. Tener confianza en que paulatinamente irá mejorando tu desempeño, ya que serás capaz de automatizar los procesos y tendrás la confianza suficiente para aportar y ser proactivo en el día a día. Demuestra que eres un buen elemento, hazlo de la mejor manera posible, pero no cambies tu forma de ser por agradarles a los demás.
     
  4. Saluda a todos de la empresa: no esperes a que te saluden, recuerda que nadie te conoce. Sé el primero en decir “hola”, verás lo rápido que te comenzarán a identificar tus compañeros. Además, te verán como persona accesible y cordial.

 

Comentarios