Mentiras que perjudican tu línea de carrera

85

Es importante plantearse objetivos, pero es bueno saber cuándo nuestras percepciones no son realistas y pueden convertirse en mentiras que podrían perjudicar la línea de carrera. Por eso es importante conocer aquellas mentiras que pueden sabotear la carrera profesional de una persona y que además son frases muy comunes que suelen escucharse en muchas oficinas.

Es normal que las personas que inician su etapa profesional tengas altas expectativas sobre a dónde se quiere llegar.

Por eso, es importante plantearse objetivos, pero asumiendo percepciones realistas y no aquellas que pueden convertirse en mentiras que nos pueden perjudicar la carrera.

En ese sentido, es necesario reconocer aquellas mentiras que pueden sabotear la carrera profesional de una persona y que además son frases muy comunes que suelen escucharse en muchas oficinas.

  1. “El jefe no me deja crecer”. Hay ocasiones en las que uno se topa con jefes difíciles, pero no se puede culpar a nadie del estancamiento profesional. Lo mejor será buscar la manera de solucionar el problema internamente o en el peor de los casos habrá que buscar un nuevo empleo. Recuerda que las dificultades son aprendizajes y experiencias para nuevos retos.
  2. “Quiero ascender cada año”. Es imposible que se pueda decidir sobre las promociones que uno pueda tener, ya que los asensos obedecen a una variedad de factores que tienen que ver con la cultura de la organización.
  3. “No necesito actualizar conocimientos”. Eso es mentira. Los conocimientos cambian tan rápido, gracias a la tecnología, que es imposible no tener nada nuevo que aprender. Si el profesional desea mantenerse en el mercado deberá cuidar su vigencia laboral a través del conocimiento.
  4. “No puedo explotar mi talento”. En la mayoría de los trabajos hay ocasiones en las que se  tiene que realizar actividades que no son del agrado del profesional, sobre todo si se trata de un primer trabajo. Lo ideal en estos casos es mentalizarse en que cada labor es un reto que debes superar.
  5. “Me quedaré muchos años”. Solo alguien con mucha suerte logras pertenecer indefinidamente en una empresa. Sin embargo, las organizaciones están evolucionando y ante un mercado laboral tan cambiante, nadie podrá garantizar que nunca se cambiará de empleo, ese panorama es de hace unos 20 años atrás.
  6. “Trabajo las horas que sean necesarias”. Las empresas han tomado conciencia sobre la importancia del balance que deben tener sus empleados entre vida personal y trabajo, obteniendo como resultado empleados más felices, que se reflejan en mayor productividad para la empresa.
  7. “Solo estaré un par de años”. Hay profesionales que planean pertenecer a una empresa solo unos pocos años y poder ganar experiencia, para luego buscar y obtener un mejor contrato en una gran corporación o desarrollar su propio negocio. Planificar las metas puede ayudar a tener claridad sobre los pasos a seguir, pero también puedes perder de vista las oportunidades del presente por estar pensando en tu salida.
  8. “Ya aprendí de todo”. Sin duda, ésta es una gran mentira. Es posible que domines lo que haces día a día, pero depende de ti y de tu creatividad plantear nuevos retos y ver la manera de tener nuevas experiencias.

 

Comentarios