Las Habilidades blandas serán las más demandas por las empresas este año

99

Al buscar empleo, los profesionales deben saber que las organizaciones demandan ciertas habilidades respecto de las posiciones que necesitan cubrir. En ese sentido, algunos expertos en temas de gestión de personas determinan cuáles son esas destrezas que serán más valoradas este 2018.

Rodolfo Cremer, vicerrector académico y director de la escuela de posgrados de la Universidad Privada del Norte (UPN), explica que las habilidades que más demandarán las empresas son las blandas, empezando por la honestidad, el comportamiento y el compromiso ético. Adicionalmente, se deben agregar el pensamiento crítico, la resolución de problemas complejos, la creatividad, la innovación, la capacidad de coordinación con otras áreas o personas, la inteligencia emocional y la orientación al servicio. 

Para Alfonso Ochoa, Country Manager DNA Human Capital, la tendencia para el 2018 es la continuación de lo que ya se ha empezado a vislumbrar este año. “Lo que hoy se solicita es un profesional mucho más estratégico, con conocimiento transversal de negocio. Si bien se sigue una especialización por área, se valora mucho más que el trabajador tenga una visión amplia para planteas soluciones”, afirma Ochoa. Otro punto esencial es el manejo del inglés. El especialista de DNA Human Capital afirma que, con la proyección de crecimiento del PBI, estimado en un 3.6%para el próximo año se espera un aumento de las posiciones en compañías multinacionales, por lo tanto, el 95% de las plazas que se abren tienen como requisito el manejo de este idioma.

Para cumplir con este nuevo perfil, Ochoa explica que los profesionales deberán consolidar sus habilidades duras, a través de estudios y capacitaciones cada vez más especializadas, que pueden otorgarle todo el conocimiento técnico y estratégico que necesitan para desarrollarse.

Por otro lado, serán necesarios los programas ligados a temas de liderazgo y management. Así mismo, las compañías podrían implementar cursos de entrenamiento funcionales o competencias que ayuden a sus ejecutivos en este nuevo rol que se les está exigiendo. 

Como muchos de los trabajos se van a automatizar, las personas deberán ocuparse de todo aquello que no sea reemplazable por una máquina. Habrá autos sin conductores o los sistemas pondrán al cliente como creador de su propio servicio (por ejemplo, los sistemas automáticos de emisión de tickets). En este contexto finaliza Cremer, el ser humano debe cobrar más valor en aquello que solo él puede brindar. 

Comentarios