Las 6 personalidades tóxicas que se debería evitar en el trabajo

13 Junio, 2018
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Loading...
Compartir

Todos, en algún momento de la etapa laboral, se topan con personas tóxicas, por eso es importante aprender a reconocer estas señales que identifican a este tipo de personalidades para que de alguna forma se puedan evitar o se aprendan a sobrellevar.

Por lo tanto, en la vida de un profesional es inevitable tratar con personalidades tóxicas, pues  lamentablemente, no siempre se puede elegir con quién se va a interactuar.

En ese sentido, algunos expertos en temas de Gestión de Personas han determinado seis de las personalidades más tóxicas con las que un profesional se puede encontrar en la oficina y que se deben aprender a evitar y mantener al margen durante las horas de trabajo.

1.- Los frustrados

Estas personas suelen expresar opiniones negativas al éxito de otra persona. A menudo se sienten frustrados al no lograr el reconocimiento debido y el avance de los demás les molesta.

2.- El chismoso

Los chismosos son personas de mente estrecha que parecen estar en su elemento cuando se habla bien o mal de otros. Sus comentarios, por lo general, no suenan malintencionados todo el tiempo, pero sienten placer al relatar las desgracias de los demás.

3.- Los controladores

Los fanáticos del control, por lo general, están impulsados por la necesidad de estar a cargo de cada situación, así no sepan como elaborar el trabajo. Si notan que no pueden abrir el camino, pierden rápidamente el interés y pasan a otros proyectos.

4.- Las víctimas de siempre

Son personas que siempre están culpando a otros por sus problemas y nunca asumen la responsabilidad de sus propias acciones. Atribuyen sus propios defectos a otros compañeros, situaciones y acontecimientos.

5.- Los que se quejan de todo

Las personas tóxicas nunca están satisfechas a menos que tengan algo que criticar u oponerse. Son expertos en sacar lo negativo en cualquier situación y no dudarán en hacerlo público.

6.- Los arrogantes

En casi todos los trabajos, hay alguien que se siente superior porque sabe más de lo que hace o cree que puede hacer todo mejor. Ser arrogante es una manera de encubrir inseguridades.

Cuando llegas por primera vez a un trabajo observa bien quienes pueden tener personalidades tóxicas y trata de mantenerte al margen de ellos, si no los puedes evitar, lo mejor es seguirles la corriente, pero sin caer en el chisme.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR