¿El vaso siempre está lleno?

162

Este experimento psicológico, recurrente en los procesos de selección de personal, sirve para valorar la actitud de las personas ante diversas circunstancias que la vida nos trae, así como para identificar rasgos de la personalidad.

Consiste en colocar un vaso de agua hasta la mitad e interrogar a quien se desee si cree que está medio lleno o medio vacío.

Cuestión de perspectivas

Ver el vaso medio lleno, habla de una persona optimista, capaz de hacer frente a las adversidades sin temor a fracasar.

En cambio, quienes señalan que está medio vacío, son las personas negativas. Estas apreciaciones pretenden acercarnos a nosotros mismos, a identificar cómo nos desenvolvemos en la vida. Sin embargo, según el terapeuta Sergio Aparicio, el vaso puede verse desde ambos puntos e innovarse.

‘’El vaso, está siempre lleno. Es más, independientemente de la cantidad de agua que contenga, siempre está lleno, porque la parte del vaso que no esté llena de líquido, lo estará de aire’’, sostiene el especialista.

¿Cómo explicar algo que puede resultar obvio?

El hecho de resaltar ambos componentes del vaso, representa un cambio en la perspectiva, pues el hecho de tomar en cuenta uno no quiere decir que no se considere la importancia del otro.

En la apreciación del terapeuta, tanto el agua como el aire son importantes para la existencia humana, en especial el aire. ‘’De hecho, podemos pasar varios días sin beber, pero tan solo unos pocos minutos sin respirar antes de morir’’, declara. En el aire, uno puede identificar lo esencial para la vida pero que no siempre es tomado en cuenta.

Atribuye a esta posición, que el agua representa lo tangible: el dinero, un buen empleo, una casa enorme, un plato de comida; mientras que el aire, puede ser visto como los elementos que uno deja de lado pero que son indispensables para una vida plena: la amistad, el afecto, el amor, la felicidad.

Comentarios