¿Cómo erradicar los rumores en tu trabajo?

308

De seguro, en más de una oportunidad cuando llegó al trabajo  se encontró en medio de habladurías contra alguien específico y no supo qué decir o cómo reaccionar. Y aunque trató de esquivar este embarazoso momento, no pudo lograrlo y tuvo que enterarte de cosas desagradables de uno de sus compañeros.

Sí, los chismes se han normalizado en los centros laborales y a pesar de que uno evite tener contacto con ellos, siempre termina por recibir información de otros, sin que lo haya solicitado.

Debido a que el rumor, que no ha sido comprobado, es distorsionado y exagerado, se llega a expandir sin control, puede poner en riesgo la continuidad de una persona en una organización.

Si quiere que los chismes en un lugar de trabajo no lo afecten, Marcel Schwantes, fundador de Leadership From the Core, dio a conocer en un artículo publicado en Inc. las seis maneras de deshacerse de ellos:

A continuación, las maneras más eficaces para no contaminarse con habladurías en su trabajo:

1. Cambiar el tema

Si está hablando sobre algo específico relacionado a su trabajo y de pronto su compañero trata de contar “las últimas noticias”, retome el tema lo más pronto posible y evite que la intriga se genere en el ambiente laboral.

2. No tomarle atención

Tenga en cuenta que si dedica algunos minutos de su tiempo a escuchar habladurías, lo único que logrará es retrasar su trabajo. Si quiere acabar temprano y entregar un buen informe, no haga caso a lo que comenten los demás y céntrese en lo que está realizando.

3. Hágale frente a los chismes

Si siente que ya no puede más, lleve al compañero que está expandiendo el chisme en su centro laboral a un lugar más privado para decirle que su actitud afecta su desempeño y no deja que se concentren en las tareas que le han encomendado. En caso usted sea el afectado, aclare bien las cosas y defiéndase.

4. Fomente el “chisme positivo”

Para eliminar la toxicidad que generan las habladurías, cree una cultura donde las personas compartan historias positivas sobre el trabajo, los clientes y la cultura. Verá cómo estos “chismes positivos” también pueden llegar a expandirse y generar la satisfacción de los colaboradores.

5. Tu privada debe ser eso: privada

Jamás cuente su vida privada a alguien de su trabajo, a menos que tenga absoluta confianza en esa persona. Pero si en alguna oportunidad la vio o dispersando un chisme de la vida privada de alguien, no dude que también lo hará con usted.

6. Política de “tolerancia cero a los chismes”

Llegue a un acuerdo con su equipo para evitar generar un clima hostil a causa de los chismes. Si lo logra verá cómo el ambiente cambiará.

Comentarios