¿Cómo destacar siendo un practicante profesional?

611

En un mercado laboral tan competitivo es importante que los egresados de las universidades puedan conseguir prácticas profesionales que les permita entender como son los empleos enfocados en las carreras que eligieron.

En ese sentido, varios expertos en temas de reclutamiento señalan que lo más importante en una práctica profesional es que el joven se apropie de las responsabilidades sin miedo a preguntar o equivocarse

Esta es la etapa en la que generalmente se asume poco riesgo en términos de responsabilidades, por lo que se aconseja enriquecer la pasantía aprendiendo, incluso del error, pues se trata de afianzar los conocimientos adquiridos en las aulas, con el objetivo de ganar experiencia como base de una carrera exitosa.

Los empleadores valoran a aquellos jóvenes innovadores que solucionan problemas buscando distintas formas de hacer las cosas. Estamos frente a un mercado laboral altamente competitivo, donde los estudiantes están cada vez mejor capacitados.

Para poder conocer más de cerca este interesante mundo de las prácticas profesionales, resulta imprescindible prestar atención a los 7 consejos expertos en gestión de personas y organización sugieren:

 1.- Demostrar compromiso.

Las prácticas profesionales son etapas en la que se pone a prueba los conocimientos a favor de una empresa, aplicando en el campo lo aprendido en las aulas. En este periodo, los practicantes aprenden el funcionamiento de  la cultura de una organización, además de los valores y las enseñanzas de trabajar en equipo.

2.- Observar al equipo de trabajo.

Es importante trabajar junto a un profesional al que se pueda observar y que además sepa explicar las características del trabajo. Es recomendable comunicarse con personas de diferentes posiciones y así adquirir conocimientos en distintas funciones.

 3.- Habilidad para adaptarse.

Cuando se inicia la etapa como practicantes, es necesario aprender a maximizar la calidad del trabajo a través de acciones consistentes y alinearse siempre a las políticas y procedimientos de la organización. Para lograrlo es fundamental construir una relación de lealtad con los líderes y miembros del equipo.

 4.- Mejorar cada día.

Resulta importante que desde la primera práctica se tenga claro el objetivo y no se deje de aprender. Si no hay intención de hacerlo, otro, de seguro, lo hará. Habrán días de sobrecarga en el trabajo, pero también momentos con espacio para crear, intentar e incluso equivocarse, pues quien no se equivoca no aprende.

 5.- Solicitar feedback.

Es crucial solicitar retroalimentación del desempeño realizado, tanto del jefe inmediato como de los compañeros de trabajo. No se debe tomar a mal los comentarios, es mejor analizar, reflexionar y aprender. Se puede emprender un plan de acción para mejorar el rendimiento y evitar cometer los mismos errores.

 6.- Muestra seguridad personal.

Es muy importante que el practicante muestre confianza al actuar, sobre todo en el ejercicio de su profesión.

7.- Aprende a tolerar la presión.

Los empleadores valoran mucho a las personas que saben soportar situaciones estresantes o muy demandantes. En ese aspecto, es necesario demostrar control para sortear situaciones complejas y no perder el foco en lo importante.

Fuente: Aptitus Blog


SUSCRÍBETE a InfoCapitalHumano y entérate las últimas novedades sobre el sector de Recursos Humanos. Conoce más en el siguiente link: https://bit.ly/2Ot6KZm

Comentarios