¿Cómo asegurar la convivencia generacional en las empresas?

5

Uno de los retos más importantes a los que se enfrentan las organizaciones hoy en día es asegurar la convivencia generacional para poner el talento individual de todos y cada uno de sus colaboradores al servicio de la inteligencia colectiva.

La transformación digital, si no se explica y comunica convenientemente, trae muchas inseguridades y miedos a los  trabajadores, ya que ven sus zonas de confort desaparecer bajo sus pies ante los nuevos retos que se presentan. A su vez, en muchas ocasiones, no son ni tan siquiera conscientes que se necesitan perfiles que no existen en el seno de la organización, que se incorporarán para cambiar todo aquello que sea necesario para asegurar el proceso.

¿Cómo actuamos para hacer que estas diferentes generaciones logren convivir?

1. Formación específica para Recursos Humanos y para todo el Cuadro Directivo

Centrada en las características de cada generación que ayude a entender qué quieren, qué les motiva, que les preocupa. Debemos saber todo eso y ponerlo en valor para conocerles y establecer mecanismos a partir de esta información, los cuales nos permitan decidir el mejor camino para cohesionarlos a través de políticas atrayentes y acertadas que aseguren el cambio necesario.

 2. Implantación de una Red Social corporativa interna

Estamos en  la era de la participación, la colaboración, la innovación y de la comunicación transparentes; de ahí la necesidad de abandonar políticas de comunicación interna ineficaces para apostar nuevas herramienta de comunicación, con el fin  de facilitar un espacio virtual colaborativo y privado donde los diferentes profesionales pueden trabajar conjuntamente.

3. Creación de programas estructurados de “Mentoring” inverso

El proceso de “Mentoring” de toda la vida pero entendido de forma inversa dónde los mayores muestren su experiencia, bagaje en el negocio para así compartir todo esto en el desarrollo en habilidades siempre que los jóvenes todavía no han vivido ni puesto en práctica.

4. Favorecer espacios de intercambio reales y físicos dentro de las empresas

 Lugares donde puedan fluir las conversaciones e intercambio de ideas y apostar, por la creación de equipos de trabajo divergentes; donde la edad y rango no importe y donde se apueste por la transversalidad, para que aflore el verdadero talento.

5. Asegurar la migración del talento interno hacia las nuevas necesidades

Quienes fueron buenos en etapas anteriores deben poder seguir en las etapas de futuro y más aquellos que han mostrado una consanguinidad con su empresa y que creen en ella. Ha llegado la hora de formarlos en todo aquello que necesiten para afrontar los nuevos retos e instaurar una cultura de ensayo-error para que pierdan el miedo y avancen.

En ese sentido, lo ideal es reconvertir el talento que ya ha demostrado sus capacidades en el pasado,así podrá afrontar los nuevos retos de futuro e incorporar nuevas figuras inexistentes hasta este momento; con el fin de hibridarlas en el proceso de transformación, haciéndolo posible.

 

   

Comentarios