5 recomendaciones para usar el aire acondicionado en la oficina

355

Comenzó el verano y en muchos centros laborales inició e incrementó el uso del aire acondicionado. Esto debido al notable aumento de las temperaturas en los últimos años a nivel mundial, donde Perú no es la excepción.

Si bien su uso podría considerarse como una solución inmediata a la ola de calor, también suelen presentarse discrepancias y malestar entre los trabajadores, ya que uno de los errores más comunes al hacer uso de este beneficio es encenderlo con la temperatura más fría. 

Ante esta problemática, José Larriviere, gerente de Facilities Management del Grupo EULEN Perú, brinda algunos consejos para usar correctamente los equipos de aire acondicionado y evitar afectar en la productividad y armonía de los trabajadores durante este verano:

  1. Mantenimiento: es vital realizar un buen mantenimiento a los equipos de aire acondicionados de cada oficina, pues si los mantienen en buen estado la proliferación de ácaros, hongos y bacterias puede llegar a disminuir hasta en un 99.9 %. Por el contrario, si estos no reciben una óptima revisión por los técnicos especializados, aumentan las probabilidades de que los colaboradores sufran infecciones respiratorias, por ejemplo.
    En ese sentido, se aconseja que los filtros sean cambiados una vez al mes o en todo caso, cada cuatro meses como máximo.
  2. Encender adecuadamente el aire acondicionado: para muchos obtener una temperatura fría en menos tiempo es sinónimo de encender el aire al nivel más bajo. Sin embargo, lo que se debe hacer es subir el nivel del ventilador del equipo. Para lograrlo se debe programar en las opciones que determinan la velocidad del aire (bajo, medio, alto, etc.).
  3. Seleccionar la temperatura ideal: usualmente, lo recomendado de fábrica es mantener el aire acondicionado a una temperatura de 21ºC. Asimismo, es importante tener claro que cada grado de temperatura por debajo genera un incremento del consumo de energía de 8% y deteriora el equipo por congelamiento de sus componentes.
  4. Dejar las ventanas cerradas: muy pocas personas saben que el ingreso de temperatura externa afecta el funcionamiento del termostato, por tal motivo es necesario cerrar las ventanas cuando los equipos están en funcionamiento. Por otro lado, facilita el ingreso de polvo lo cual afecta la calidad del aire.
  5. Colocar los equipos al techo: esto permite destruir equitativamente el frío y de esta manera, evitar que algún colaborador se vea más afectado que otro por el aire directo que pueda darle en la espalda o rostro. El fin de ubicarlos correctamente es satisfacer a todos los trabajadores y que tengan una sensación de frescura similar.
Comentarios