Head Hunter: Profesionales del Siglo XXI

29 Agosto, 2014
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Loading...
Compartir

Por Jorge Loeches (España), Socio Director, Ackermann Beaumont Group Perú

¿Cuál es la idea que se tiene popularmente de un Head Hunter?, ¿Cómo se piensa que desarrollamos nuestra labor profesional?

Es curioso ver la reacción de algunas personas cuando les digo que soy head hunter. Inmediatamente les viene a la cabeza la imagen de un señor que tiene una red de contactos extraordinariamente extensa entre los más altos niveles de las empresas y mueve su tarjetero con la soltura de un prestidigitador para descolgar el teléfono y llamar al candidato perfecto y al que él, por supuesto, conoce personalmente.

Hace no demasiado tiempo este concepto tenía un poco de realidad pero afortunadamente hoy en día las cosas no son así. Sigue habiendo una relevante parte relacional, es una labor construida con años de profesionalidad en los que se configura la red de contactos, pero ahora intervienen más factores que han adquirido un peso, incluso más importante, en el trabajo y éxito del trabajo de un head hunter.

Desmitifiquemos el concepto de head hunter. Una empresa de headhunting es una consultora altamente especializada en recursos humanos y como tal actúa. De hecho, si quisiéramos hablar del proceso realizado desde que el cliente expone su necesidad hasta que el proceso termina felizmente con la contratación del profesional mejor cualificado para ese puesto, habría que hablar de una hoja de ruta marcada por una metodología muy estricta y un excelso trabajo de campo.

Desde que el cliente muestra la necesidad del puesto a cubrir comienza un exhaustivo mapeo y análisis del mercado que muestra y evoluciona el perfil inicial dado para diseccionar las cualidades del profesional buscado con todas las características requeridas, no sólo a nivel laboral sino también humano. No se trata de buscar a un profesional excelente técnicamente sino que también encaje con la cultura de la empresa.

Este proceso está muy alejado de la idea tradicional de cómo actúa un head hunter. Rompe con la obsoleta y pretérita imagen del personaje que atesoraba un amplio tarjetero…y más allá poco había.

En ocasiones se identifica al head hunter exclusivamente con la selección de ejecutivos de primer nivel, percepción parcialmente correcta y tradicional. Sin embargo, no es sólo eso. Es común que profesionales de alta cualificación con distintas especializaciones técnicas y mandos medios nos pregunten si pueden enviarnos sus CVs, la respuesta es totalmente afirmativa porque, en materia de selección, las mayores necesidades y dificultades de las compañías residen en captar estos profesionales, que sin ser ejecutivos ni pertenecer a un directorio, son figuras claves en sus organizaciones. En un mercado emergente como el nuestro, el ritmo de crecimiento de las empresas supera la capacidad del propio mercado para ofrecer profesionales adecuados. Probablemente algunos de ustedes habrán encontrado serios problemas para encontrar expertos en market access o health economics (Industria Farmacéutica), mediadores sociales o geólogos con especialización concreta (Minería), o comerciales especializados en determinado software y sector (Tecnología).

Tenemos un trabajo apasionante porque trabajar con personas es enriquecedor a muchos niveles y constituye una fuente de aprendizaje continuo. Pero por encima de esto, es un trabajo de mucha responsabilidad ya que por un lado impacta en el éxito de las empresas al incorporar profesionales clave, y por otra parte nos convierte en asesores laborales de los candidatos en un aspecto principal de nuestras vidas como es el trabajo. Por eso tenemos que unir pasión y profesionalidad, así conseguiremos la mejor de nuestras recompensas logrando la satisfacción de nuestros clientes y candidatos.

 

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

Lo mas reciente

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 )
Loading...
18 Septiembre, 2017
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (5 )
Loading...
17 Febrero, 2017