Estereotipos sobre trabajar en el extranjero

08 Abril, 2018
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Loading...
Compartir

Por Brice Bibila – Coaching y asesoramiento para trabajar y/o estudiar en Europa

Irte a trabajar en el extranjero es nefasto si tienes pareja! ¡Buscar empleo en Europa es solo para los jóvenes! ¡Tener una experiencia internacional es solo para los altos mandos! 

En este artículo sobre trabajar en Europa, me gustaría hablar de los estereotipos que escuchamos acerca de trabajar en el extranjero, los cuales, varias veces, constituyen un freno al deseo de muchos latinoamericanos de irse a trabajar a un país lejos de su tierra natal.

Los recién egresados y el trabajo en el extranjero

Hace poco, vi en YouTube el tráiler de una película mexicana muy bonita que se llama Guten Tag, Ramón. Cuenta la historia de un joven mexicano sin muchos estudios quien, después de varios intentos de inmigrar a Estados Unidos, prueba su suerte en Alemania.

Este esquema de gente sin títulos académicos superiores que emigra a otros países ha quedado en el pasado. El gabinete de Auditoría Deloitte, el cual publica una encuesta cada año sobre las grandes tendencias a nivel de expatriación, desmonta este viejo estereotipo. 

Desde hace varios años, los recién titulados de licenciaturas son las personas que más se van en extranjero. Usualmente, los jóvenes expatriados tienen una mejor inserción laboral que los que eligieron la opción de quedarse en su país de origen. En Francia, por ejemplo, esta tasa es de 58.3% contra 38.3%.  

¡Los seniors también pueden!

Otro estereotipo falso, es que ¡trabajar en el extranjero está reservado únicamente para los jóvenes! 

La encuesta de la famosa Auditoría de Estados Unidos nos revela que, a lo largo de los años, los profesionistas de la tercera edad se expatrian cada vez más con el fin de seguir trabajando.  

Contratos locales  

La gran mayoría de los profesionistas que trabajan en el extranjero no son altos mandos enviados por sus empresas.

Desde hace muchos años, las grandes empresas transnacionales prefieren recurrir a contratos locales más que a contratos de expatriados, ya que les cuesta demasiado caro.

La diferencia entre ambos contratos es que, en el contrato local, la legislación del país donde trabaja el extranjero se aplica, especialmente en temas de derecho laboral, fiscal y de protección social. Un empleado chileno que trabaja en España, por ejemplo, no pagará su seguridad social en su país de origen, sino en España.  

Con un contrato local, un extranjero no podrá pedir a su empresa que pague los boletos de avión, como es el caso con un contrato de expatriado. Generalmente, el empleado chileno deberá demitir su puesto para poder trabajar en la filial de España.    

La gran ventaja es que no rotarás de país como les sucede a los empleados con contrato de expatriado, quienes, por ley, deben hacerlo. En 2013, más de 62% de las personas que habían encontrado un empleo en el extranjero se quedaron más de 5 años en el país. En 2003, eran solo 47%.

La expatriación y las parejas

¡Escuchamos a menudo que la expatriación no es buena para la vida en pareja! Problemas comunes que cree la gente que ocurrirá son: que una de las personas que compone la pareja no se adaptará al nuevo país, deteriorando en la comunicación entre los dos, o que se sentirá excluida con el nuevo proyecto y empezarán a distanciarse.

¡Una encuesta de 2015 sobre parejas que se fueron juntos al extranjero demuestra completamente lo contrario!

El 82% de las personas sondeadas afirmaron que la experiencia de vivir en otro país fue muy benéfica p, 75% de ellos se volvieron más unidos, 81% comentaron que se comunicaron más y 80% indicaron que dejaron de pelearse entre ellos.

En cuanto, a las cifras extravagantes que circulan acerca de la tasa importante de divorcios de las parejas que se fueron al extranjero, son solo rumores. Según la encuesta realizada por Expat Comunicación, demuestra que los porcentajes son sencillamente los mismos que en los países respectivos de cada pareja.

Existen muchos estereotipos acerca de la expatriación, ya que es un tema que suscita muchas expectativas. No tengas miedo y ¡lánzate! Es una de las mejores experiencias de vida que podrás tener. Y sé que la gran la mayoría de las personas que lo ha vivido estará de acuerdo en esto.  

 

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR