Cuida a tu empleado y reducirás el absentismo laboral

295

Por Mónica Seara, profesora de Recursos Humanos de EAE Business School y Fundadora y CEO de Humanas

Actualmente Perú cuenta con cerca de 5 millones de trabajadores según su Instituto Nacional de Estadística e Informática, de los cuales en torno a un 13 % no acude a su puesto de trabajo cada día, tal y como indicaba un estudio regional de Adecco publicado en 2018. El absentismo laboral es un fenómeno creciente que tiene un importante impacto económico y social a distintos niveles.

En primer lugar, a nivel empresarial, ya que el absentismo crónico o acumulado puede conllevar una disminución de la productividad y de la actividad y un coste financiero, asociados a la ausencia no planificada.

En segundo lugar, a nivel de la plantilla ya que provoca un aumento del estrés y del trabajo para los compañeros y para los jefes, que tienen que gestionar el trabajo acumulado debido a la ausencia esos trabajadores. Esta situación provoca un deterioro del ambiente de trabajo y tensiones en las relaciones entre empleados.  

En tercer lugar no podemos obviar el perjuicio para el propio trabajador que está enfermo, que además de enfrentarse a una dolencia ve minorado su salario.

Por último, a nivel económico, el absentismo laboral merma la competitividad empresarial, encarece los costes para el sistema y ralentiza la evolución de la economía.

Pero ¿por qué aparece el absentismo laboral?

Este fenómeno no depende solamente de problemas de salud, sino que está condicionado por muchos otros factores. Por ejemplo, la falta de conciliación entre la vida laboral y familiar, y la rigidez de muchos organismos oficiales y públicos hace que mucha gente deba faltar al trabajo, por ejemplo, para una visita al médico.

Otro de los motivos por los que aparece el absentismo es el estrés y el agotamiento por excesiva carga de trabajo que hay en muchas empresas, por una gestión ineficiente o una plantilla demasiado reducida.

Por último, la desmotivación es un factor importante en el absentismo: muchos puestos de trabajo requieren tareas monótonas y repetitivas, o los empleados no reciben una valoración adecuada por parte de sus superiores (no se reconocen los logros, hay una cultura opaca en cuanto a premios y ascensos, etc.). Si no conseguimos que nuestros trabajadores se sientan apreciados y valorados, su actitud personal puede verse afectada, generando problemas de agravios comparativos y contribuyendo a su desmotivación.  afectar a su actitud personal, así como generar problemas de agravios comparativos entre ellos.

Si analizamos estas causas del absentismo laboral, parece evidente la solución para acabar con este fenómeno: definir políticas y medidas en la empresa, que respondan a la realidad de la organización y que resuelvan problemas concretos de sus personas. Por ejemplo, algunas sugerencias para disminuir el ausentismo laboral son:

  • Reducir la carga de trabajo para corregir los desajustes adaptando el trabajo a la persona: con políticas de turnos, bonificando con horas libres el cumplimiento del horario o aumentando la participación y la colaboración de los trabajadores.
  • Fomentar la conciliación y tratar a los empleados como personas con vida privada: con la implantación de una jornada continua o compacta, la racionalización de horarios, días “sin cole” o medidas dirigidas a solucionar gestiones cotidianas.
  • Motivar y desarrollar a los trabajadores: con programas de formación, planes de incentivación, programas de retribución por competencia, ofrecer retroalimentación precisa y oportuna sobre el desempeño.
  • Ayudar a los trabajadores a mantener hábitos de vida y de trabajo saludables, haciendo más interesante y sano el entorno de trabajo.

La aplicación de estas técnicas afecta sin duda al nivel de implicación del trabajador, ya que todas están encaminadas a desarrollar su motivación, y cuanto más motivado esté un trabajador más productivo será. Disminuir el absentismo y aumentar la productividad es posible si promueven algunas de estas medidas.

Mónica Seara
Comentarios