¿Cómo crear una marca personal fuerte en tu trabajo?

760

Por Michiel Das – Profesor del Máster en Dirección de Recursos Humanos de EAE Business School

El conocido como branding o la creación de marca, ya no es una cuestión sólo del marketing y las empresas, sino que se extiende a todas las personas de la organización. Así, trabajar sobre la marca personal contribuye a mejorar la presencia online y el éxito de cualquier negocio.

Seas empleado o emprendedor, cultivar una marca personal se ha convertido en una tarea imprescindible para cualquier profesional. Aunque no hayas hecho ningún esfuerzo directo en crear tu marca personal, todos tenemos una, y está influenciada por la forma en la que te vistes, hablas y eres percibido online por los demás.

Algunas personas no creen necesario realizar este esfuerzo, muy probablemente porque no entienden los beneficios de construir tu propia marca personal o el impacto de no controlarla.

En primer lugar, cuando te comprometes con tu marca personal, automáticamente te conviertes en una persona más accesible y visible para tu audiencia. Ya sea con tus compañeros, tus jefes, el equipo de recursos humanos de tu empresa, tus clientes o tus competidores, ganas visibilidad.

A medida que esto ocurre, te sientes más cómodo con tu marca personal y tu confianza aumenta, por ejemplo a la hora de presentarte frente a una gran multitud o de interrelacionarte con nuevas personas importantes para tu trabajo o negocio. Y a la vez, ganas credibilidad e influencia porque puedes utilizar tu marca personal para educar a la gente interesada en lo que haces y en lo que sabes, compartir tus valores, y hacer crecer tu red de contactos.

En resumen, el control de tu marca personal te permite entender mejor qué imagen transmites hacia fuera, dominar su narrativa y mostrar a tu audiencia lo que quieres que vean. No se trata de ser quien no eres, sino de cultivar ciertos aspectos de tu propia personalidad y presentarte de la mejor manera posible para lograr tus objetivos profesionales.

Pero construir una marca personal, exige disciplina y trabajo sobre 3 aspectos fundamentales de uno mismo:

  • Personalidad: debes conocerla bien porque es lo más único y representativo de ti mismo y lo que te diferencia de otras personas. Lo primero que hay que hacer es elaborar una lista de los rasgos que otras personas han destacado de ti en sentido positivo. Lo segundo, pensar cómo amplificar esos rasgos para hacer tu marca personal más fuerte.
  • Fortalezas y debilidades: identificarlas es esencial si quieres que tu marca personal sea auténtica. Dicho de otra manera, no quieras venderte como alguien que tenga todas las respuestas del mundo, sino como una persona totalmente humana y transparente.
  • Networking, networking y networking. Encuentra influencers, expertos y empresarios en industrias relacionadas contigo e interactúa con ellos. No consideres a las personas que trabajan en el mismo ámbito que tú como competencia, sino como aliados a quienes recurrir para crecer juntos.

Una marca personal no es algo que puedas crear de la noche a la mañana, y es algo que no deberías dejar al azar. Porque perder el control de tu marca personal, implica dejar que la gente se cree sus propias opiniones sobre ti. Tu marca crecerá sin tu interacción, perdiendo así el control de tu narrativa personal.

Asegúrate de saber qué quieres compartir en cada momento y de que tu marca refleje exactamente quién eres en realidad. ¿A qué estás esperando para empezar?

Michiel Das
Comentarios