Qué nos dice HARVARD para ser más felices en el trabajo

2970

Por Alfredo Alfaro – Gerente general de FirstPeople Consulting

“Trabajar duro por algo que no nos importa se llama estrés. Trabajar duro por algo que amamos se llama pasión”, es una frase de Simon Sinek que refuerza los resultados de la consultora GALLUP en su famosa encuesta de compromiso, donde menciona que solamente el 13 % de la población en el mundo está comprometida con su trabajo.

La felicidad tiene un efecto catalizador de forma inmediata, tener compañeros y líderes optimistas eleva la productividad y el sentido de pertenencia con la organización. La felicidad es subjetiva y depende de los estándares de cada persona y organización, pero HARVARD nos indica que existen 3 no negociables para potenciar la felicidad en el lugar donde pasamos más del 60% del tiempo de nuestras vidas.

Annie McKee,  en su artículo  “Being Happy at Work Matters”, nos comenta 3 aspectos fundamentales para potenciar la felicidad en el trabajo.

Sentido de pertenencia

Los integrantes necesitan saben cómo sus aportes contribuyen con la organización, es decir, sentir que su aportes tienen un porqué con la visión de la organización. Esto permite que las cosas sean más fáciles en la empresa porque ya existe un alineamiento de sinergias y contribuciones.

Visión de futuro

Mostrar el norte a los integrantes, revelar de forma continua y estructurada los planes que tiene la empresa y cómo se está preparando para asumir los desafíos del futuro.  Gallup nos indica que solo el 13% de los integrantes se sienten emocionados con el futuro de su organización.

Tribu

La confianza genera confianza. El apoyo entre los miembros de la tribu no solo potencia la productividad, sino el integrante se siente cuidado y protegido por la manada. Asimismo, se generan vínculos más fuertes que exceden saludablemente las relaciones laborales.

Me gustaría complementar, que la cultura de la inmediatez y la búsqueda de resultados ha frenado el permitirnos ser humanos, frenando la manifestación de nuestras emociones y vulnerabilidad. Lo curioso es que cuando ocultamos nuestras emociones asociadas al desánimo,  preocupación y estrés en el trabajo, también ocultamos las emociones positivas, olvidando que primero somos personas y después profesionales.


Sobre el autor:

Alfredo Alfaro
Gerente general de FirstPeople Consulting, Ingeniero industrial, Representante en Perú de la certificación en Psicología Positiva en el Wholebeing Insitute del Dr. Tal Ben Shahar. Postgrado en Gestión del Talento Humano Centrum Catolica  – Eada España. Mentor en la ASEP, escritor, conferencista e Influencer en LinkedIn. Experto en Empleabilidad, Liderazgo, Gestión del Talento y Felicidad, con más de 14 años de experiencia desarrollando programas con campo de acción de América Latina y África.

Comentarios