Cómo reducir la procrastinación

07 Marzo, 2018
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Loading...
Compartir

Por Nelson Portugal (Perú) – Consultor en desarrollo personal, fundador de Portugal Research International y creador del programa Círculo de Crecimiento. 

¿Te pasó alguna vez en la época de la universidad que cuando se aproximaba un exámen en lugar de estudiar durante una o dos horas un día de semana decías “mejor el sábado estudio todo el día”?

Eso se llama procrastinación y lo hemos venido haciendo toda nuestra vida. No importa cuál sea nuestra situación de alguna u otra manera dejamos para mañana aquello que es importante hacer hoy.

La razón radica en un concepto bastante simple: las personas buscamos alejarnos de la incomodidad.

Específicamente, nos alejamos de las 3I’s.

  • La incomodidad
  • La incertidumbre
  • La inseguridad

Postergamos la incomodidad cuando esperamos a que nos de ganas de hacer algo para hacerlo. Pareciera un juego de palabras, pero no lo es. Piénsalo, ¿cuándo hacemos la mayoría de cosas? cuando nos dan ganas.

El problema radica en que hay actividades que, aunque son importantes, jamás sentiremos las ganas de hacerlas. Mira por ejemplo acciones como pedir un aumento, aceptar un error, expresar nuestros sentimientos, planificar un lunes por la mañana.

Por esa razón, es importante que te acostumbres a hacer aquello que te incomode hacer aún cuando no tengas ganas. Hacerlo significa tener coraje.

Coraje es lo que se necesita para actuar pese a los dos I’s restantes también. Actuar sin saber si va a funcionar o no significa tener coraje para caminar sobre la incertidumbre. 

La mayoría de personas espera a que las cosas estén seguras, que exista certeza de que saldrán como esperan. Al hacer esto, reducen su capacidad para maximizar las oportunidades de su entorno.

Lo mismo sucede con la inseguridad. Que está representada por los temores naturales que sentimos cuando estamos ante una situación que no dominamos todavía. 

¿Qué suele hacer una persona que siente temor a hablar en público, por ejemplo? Lo posterga, ¿verdad? ¿por qué? porque piensa que para poder hablar en público debe sentirse confiado cuando en realidad la única forma de sentir confianza será hablar en público dos, tres o cuatro veces.

¿Notas la diferencia?

¿Cuál es, entonces, la única forma de crecer? Actuando pese a la incomodidad – cruzando el puente de la incomodidad, le llamo yo. Esto quiere decir que hoy haces una parte de lo que prometes hacer mañana.

Si estuvieras en la universidad significa que estudias hoy una hora y mañana otra era en lugar de mentirte a ti mismo diciendo que el sábado estudias “todo” el día.

Aceptémoslo, no lo hacíamos. Al igual que tampoco empezamos dieta el lunes, nos matriculamos al gimnasio el próximo mes ni terminamos el inglés al final del verano. 

Para crecer en la vida, en esencia, debemos hacer hoy 1/2 de lo que prometemos hacer mañana.

  • ¿Dices que dejarás de comer arroz el lunes? Come la mitad de arroz hoy.
  • ¿Quieres empezar un negocio el próximo mes? Conversa con un amigo que tenga uno durante quince minutos hoy.
  • ¿Has pensando que es importante que empieces a pasar más tiempo con tu familia en tus vacaciones? Llama a tu padre/madre/hermana cinco minutos hoy.
  • ¿Quieres dejar de comer azúcar pronto? Ponle media cucharada menos a tu taza hoy.
  • ¿Quieres viajar con tu pareja para mejorar tu relación? Pregúntale qué siente que tú podrías mejorar hoy.
  • ¿Quieres matricularte al gimnasio el próximo mes? Sal a caminar diez minutos hoy.
  • ¿Quieres estudiar ingles a fin de año? Estudiante durante treinta minutos en internet.

Una acción de coraje al día. Una acción de coraje al día por treinta días, transforma nuestra vida.


Sobre el autor

Nnelson-portugalelson Portugal (Perú)

Consultor en desarrollo personal, fundador de Portugal Research International y creador del programa Círculo de Crecimiento. www.nelsonportugal.com

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR