Gestiona tu nivel de energía para el logro de objetivos

1855

Por Rocío Rodríguez Barsallo – Especialista en gestión del talento | Psicóloga | Coach

Todos tenemos actitudes y comportamientos distintos cada día. En ocasiones, podemos despertarnos con cansancio y tener ganas de hacer pocas actividades. Otros días, tenemos entusiasmo para hacer más tareas.

Si bien las preferencias y habilidades que tengamos  pueden influir en lo que  he mencionado, también creo que la relación  con nuestro entorno, hábitos y acciones, tienen un impacto importante.

Hay personas que tienen mayor energía cuando el día está soleado, o cuando han tomado una siesta. Otras experimentan mayor entusiasmo luego de tomar una taza de café  o cuando caminan por un lugar bonito en la naturaleza.

Me parece importante descubrir aquello que nos inyecta de energía y aprender a utilizarlo a nuestro favor en el momento que sea oportuno. Es importante tener en cuenta que lo que nos inyecta de energía no necesariamente es algo externo a nosotros, también puede ser algo interno (como un sentimiento  o un recuerdo agradable).Al exponernos a situaciones, personas o pensamientos que nos traen más energía, podemos impactar de manera  favorable el logro de ciertos objetivos.

También es importante tener en cuenta que requerimos de un menor nivel de energía para alcanzar otros objetivos. Por ejemplo: dormir una noche completa, hacer una tarea operativa,  meditar, etc.

Mientras mejor regulemos el nivel de energía o impulso que necesitamos para cada actividad, tendremos mayor bienestar y un mejor logro de resultados en nuestras vidas.

Recomiendo que antes de realizar una actividad que consideres importante primero te preguntes qué nivel de energía necesitas para  realizar satisfactoriamente esa actividad y qué puedes hacer para incrementar o disminuir tu nivel de energía. También es favorable llenar un registro de los resultados que obtienes.

Te recomiendo utilizar el siguiente cuadro para hacer seguimiento a la manera en que empleas tu nivel de energía y aprender de tus acciones:

Recuerda que nosotros mismos somos responsables de generar experiencias que faciliten nuestro bienestar y el logro de resultados que deseamos en nuestras vidas. ¡Qué importante es aprender de nuestras propias experiencias!


Sobre el autor: 

Rocío Rodríguez Barsallo
Experta en atracción y desarrollo de talento. Actualmente se desempeña como consultora de gestión del talento. Realiza evaluaciones psicológicas, sesiones de coaching al igual que diseño y dictado de cursos de habilidades blandas. Posee 8 años de experiencia laboral en las áreas de recursos humanos de empresas multinacionales de prestigio en  los sectores consumo masivo, metalmecánica, servicios y consultoría. Igualmente, se ha dedicado a la docencia de cursos de recursos humanos. Actualmente comparte artículos sobre desarrollo personal y profesional en su blog https://rociorodriguezbarsallo.wordpress.com/

Comentarios