Liderando con Amor

439

Por Manuel Celi – Coach Ejecutivo A-COACH.PE, Conscious Evolution for Leadership and Inspiration

Recuerdo muy bien las expresiones de algunos de los asistentes a una de mis presentaciones cuando mencioné que el líder moderno lidera con Amor. Vi caras jocosas porque, claro, hoy en día al líder le cuelgan letreros de todo tipo y pareciera que mejor funcionan los que vienen del mundo militar no los que se asocian a emociones de acercamiento y distención. En otros rostros me pareció ver desilución, propablemente sintiendo que estoy banalizando el liderazgo.

Si pensamos que el amor se expresa como cuidado al otro y entrega sin interés, entonces calza perfectamente en características útiles para un líder efectivo. Pero esa vez y ahora tampoco, no me estoy refiriendo a ese amor sino a 4 condiciones que deben estar presente en el liderazgo: autenticidad, metas, orden y resultados.

Autenticidad

Sobre todo desde la era del internet, conocemos notables mujeres y hombres que han logrado cosas extraordinarias gracias a un estilo personal de inspirar a otros. Pensadores que han cambiado el orden de ciertas cosas nos despiertan la curiosidad de entender en qué momento de sus vidas desarrollaron su capacidad de transmitir su visión de manera que para muchos se convirtiera en una causa. En el mundo empresarial admiramos a algunos por su tenacidad ante las adversidades, a por su humildad callada, por su capacidad de atracción, su tenacidad, ingenio, etc. Leemos sus biografías y los conocemos más que a nuestros parientes.

Hasta aquí todo bien, pero el problema empieza cuando los imitamos dejando de ser nosotros mismos convirtiéndonos en falsos líderes. Peor aún, si aprendemos técnicas de liderazgo creyendo que para ser efectivo en lograr resultados con equipos hay que seguir al pie de la letra todas las reglas del libro.

El líder debe ser lo que parece, auténtico. Qué triste ver en algunas organizaciones a personas en roles directivos tratando de conducir equipos con estrategias de “motivación” tipo cheerleaders que no provienen de su propia convicción.

Metas

Menciono siempre que en la empresa hay 2 cosas que nunca debe dejar de buscarse: metas y utilidades.
El líder sin objetivos es nefasto.  Me dicen frecuentemente, bueno, yo sí tengo la meta de vender 30 % más que el año pasado. Las metas son más que eso. Qué tal…aumentar nuestra productividad 10 en un lapso de 6 meses, o conseguir que para diciembre el 80 % de nuestros 10 principales clientes nos entregue un plan de compras anual y para junio sea el 100 % de ellos. A partir de entonces no trabajaremos con quienes no proyecten sus compras.
Si eres el líder en uno de estos casos, ¿estás seguro de que tu equipo te ayudará a cumplir la meta?

Organización

Si el orden es beneficioso la organización es indispensable para que nuestros equipos funcionen con efectividad. El organigrama, manuales y procesos deben estar por escrito y utilizarse. La carencia de ellos obliga a la micro-gerencia que es la kryptonita del líder.

El dominio del tiempo también es tarea de liderazgo porque no tiene que ver mucho con el reloj sino con la prioridad. El líder empodera a su equipo a través de procesos útiles que muestran las prioridades, con lo cual se hace fácil delegar. Nadie va a desperdiciar tiempo haciendo tareas sin importancia o que no le corresponde.
Líder: ¿están todos tus proceso y manuales actualizados y se cumplen? ¿Llevas algún indicador de cumplimiento?

Resultados

La empresa de cualquier tamaño y actividad está obligada a producir utilidades. Es su razón de ser. Hasta las organizaciones sin fines de lucro lo tienen que hacer para asegurar su sostenibilidad.
Por lo tanto, el líder debe estar alineado con los resultados deseados de la empresa y de su área, si es el caso, de manera integral.
No obstante que los resultados que mejor se miden son los económicos-financieros, hay otros que merecen también la atención del líder como son la mejora del clima organizacional, la sostenibilidad, la innovación. El liderazgo ve más allá que el P&L e indicadores clásicos.

Excepto con la autenticidad, el liderazgo con AMOR no tiene que ver tanto con estilos de liderazgo ni competencias como con funciones que generarán resultados. Ocúpate con pasión a trabajar con AMOR. Si lo necesitas, contrata un Coach. Con él o ella, desarrollarás destrezas que impulsarán tu liderazgo.


Sobre el autor

Manuel Celi Vidal
Coach Ontológico Empresarial para directivos y ejecutivos. Empresario con más de 40 años de experiencia en negocios de servicios logísticos y comerciales innovadores como proveedor estratégico de grandes empresas locales y de países andinos. En 2014, Manuel fundó A-COACH.PE, organización que brinda servicio a personas y organizaciones exitosas en sus procesos de cambio.

Comentarios