La decisión de Antoine Griezmann

21

Por Fernando Uyema Nakaganeku – Director de Estrategia de ACERCAR, asesores en gestión social y laboral

Las estrellas, al igual que usted, sufren y dudan cuando no tienen las cosas claras. En esa situación estuvo Antoine Griezmann, brillante jugador de fútbol francés, reciente campeón del mundo con su selección y considerado por muchos como el mejor jugador de este campeonato.

Efectivamente, Griezmann, quien juega como delantero en el club de la liga española Atlético de Madrid (conocido por los hinchas como el Atleti), recibió a fines del 2017 una oferta del club Barcelona (el Barça) para incorporarse a este equipo. Esta transferencia no significaba mayor problema para el Barça, pues para que ella se concretase bastaba que el Barça pagase al Atleti la cláusula de indemnización establecida en el contrato entre el Atleti y Griezmann. Esta cláusula estaba cifrada en 100 millones de euros, monto que el Barça podía asumir. Recordemos que este club había recibido, en el 2017, 222 millones de euros por el traspaso de su estrella Neymar al PSG.

Así, lo único pendiente era acordar el sueldo que Griezmann ganaría en el Barça. El jugador había venido percibiendo un salario neto anual de 5 millones de euros. En el 2017, su salario fue incrementado a 12 millones de euros netos al año. Visto ello, el Barça le ofreció 15 millones de euros netos al año, y, claro está, la posibilidad de incorporarse a uno de los más grandes clubes del mundo.

Las conversaciones entre la representante de Griezmann, que es su hermana Maud, con el Barça no fueron oficiales. Por lo tanto, la información con la que contaban los hinchas de ambos clubes fue trascendidos publicados por la prensa. Sólo quedaba esperar el periodo de transferencias para ver si se concretaba el traspase del jugador.

El dilema de Griezmann

¿Por qué un jugador que es la estrella del Atleti se plantea dejar este club? 

Para responder esta pregunta debemos tener presente que lo que mueve a un jugador del nivel de Griezmann es la gloria. Y la gloria se traduce en ganar títulos como la Champions League, los campeonatos de las ligas más competitivas y ser la estrella de su club. El dinero es importante, pero también es relevante lo que cada club ofrece en términos de gloria.

Griezmann quiere ganar títulos y campeonatos. Con el Atleti, aunque es la gran estrella, no ha podido llegar a ganar la Liga española ni la ansiada Champions League, que es el torneo europeo mas importante. Así, no obstante que el Atleti jugó dos finales de la Champions League –en los años 2014 y 2016-, fue derrotado y los títulos los ganó el Real Madrid. El jugador cree que algo falta para que el Atleti gane. Para él, el club necesita contar con una plantilla de jugadores de más calidad (o jerarquía, como se dice en el argot futbolero). Sin embargo, sabe que este cambio en el club no será algo sencillo.

Por otro lado, el Barça en los últimos 10 años ha ganado 7 ligas españolas y tiene en su palmarés 5 Champions League. Griezmann reconoce que si juega en el Barça las posibilidades de ganar títulos y obtener la gloria son mayores. Pero sabe también que este club cuenta con varias estrellas de la talla de Messi, Suárez, Coutinho, etc. Así, Griezmann ¿debería renunciar a los grandes títulos y seguir siendo la estrella de su club?, ¿debería cambiarse a un club donde puede llegar a obtener los más importantes títulos, pero donde difícilmente será la estrella?

Tanto el jugador como su entrenador en la selección francesa, Didier Deschamps, señalaron que esta incertidumbre debía definirse antes del inicio del mundial de fútbol 2018, para evitar desconcentrarse en esta justa deportiva. La solución al dilema tenía fecha de caducidad: Antes de inicio del mundial.

Primera movida del Atleti: Resolver el tema salarial

El Atleti, al enterarse de las intenciones del Barça expresa su malestar y declara que Griezmann no está a la venta. Expresión lírica, pues basta que el Barça pagase los 100 millones de euros para concretar la operación. Luego, realizando el mayor esfuerzo económico en la historia de este club, ofrece a Griezmann una mejora salarial. El salario ofrecido fue de 20 millones de euros netos al año; es decir, mayor a lo que el Barça le ofrecía. Con esta movida, el Atleti no sólo logró que el tema económico deje de tener relevancia en la negociación, sino también le dio un mensaje al jugador: que él era la gran estrella del club.

Segunda movida del Atleti: Equiparar el deseo de gloria

El Atleti le ofrece a Griezmann que el equipo va a competir para conquistar todos los títulos. Y la mejor muestra de ello es que va a continuar fichando jugadores muy buenos. Así, días después, el Atleti ficha al mediocampista francés Thomas Lemar, amigo y compañero de selección de Griezmann como mejor prueba de que iban en esa línea.

Tercera movida del Atleti: Estar cerca de Antoine

La gente del Atleti siempre estuvo cerca de Griezmann. El presidente del Atleti, Enrique Cerezo, se reunió en diversas oportunidades con Griezmann para tratar de convencerlo de que se quede. Distinta fue la posición del Barça, cuyas propuestas fueron canalizadas a través de la representante del jugador.

En el último partido del campeonato de la Liga española 2017-2018, que se jugó en su estadio Wanda Metropolitano, la afición del Atleti pitó a Griezmann. Los hinchas, que por las notas que había publicado la prensa sospechaban que la estrella se iría al Barça, decidieron manifestar su enojo de esta forma. Y cumplieron su cometido. En las imágenes del partido, se puede ver a Griezmann en la cancha con el rostro descompuesto y casi al borde de las lágrimas. Es un jugador emotivo y la actitud de los aficionados lo afectó, no obstante, el consuelo de sus compañeros de equipo.

Al día siguiente, uno de los capitanes del equipo, Diego Godin -sí, el uruguayo que también es capitán de su selección nacional- y el entrenador, “El cholo” Diego Simeone, fueron a la casa de Griezmann a restarle importancia a la abucheada que recibió. El mismo Griezmann confesaría después que esa visita lo calmó, pues estaba caliente.

Desenlace

Días antes de iniciarse el mundial de fútbol 2018, y tal y como el entrenador de la selección nacional francesa había pedido, Antuane Griezmann anunció su decisión a través de un video (1). “Me quedo”, con esas palabras la estrella francesa comunicó que había optado por el Atleti, que era el equipo que siempre estuvo más cerca de él, del cual era la estrella indiscutible, y el que le ofrecía realizar acciones concretas para llegar a la gloria.

La lección

Si uno quiere lograr un acuerdo en una negociación es relevante descifrar cuál es el valor o interés que busca la otra persona. En el caso de Griezmann, el interés era, en primer lugar, la gloria, “ganar” campeonatos además de “ser la estrella”. Pero no nos podemos olvidar de la personalidad, de la sensibilidad y los afectos de las personas. Si estamos con una persona sensible, es probable que mantener la cercanía con ella ayude a que nuestras propuestas y palabras alcancen mayor credibilidad y valor. Al final, las estrellas también tienen afectos y buena parte de sus decisiones las toman, como todos, con el corazón y la mente.

  1. Video en el que Griezmann anuncia su decisión. https://www.footbie.com/es/video/la-decision-de-antoine-griezmann-documental-completo.

Sobre el autor

 Fernando Uyema Nakaganeku
Director de Estrategia de ACERCAR, asesores en gestión social y laboral. Abogado por la Universidad de Lima, Master of Business Administration por CENTRUM, Escuela de Negocios de la Pontificia Universidad Católica del Perú, y Especialista en Negociación por la Universidad de los Andes de Colombia. Entre los cargos desempeñados se señalan el haber sido Gerente de Relaciones Laborales del Grupo Telefónica en el Perú y  Gerente de Relaciones Comunitarias en CELEPSA S.A., una de las centrales hidroeléctricas más modernas del país y actualmente  es Gerente de Estrategia de ACERCAR, empresa especializada en gestión social y laboral.

Comentarios