La utilidad del Outplacement

2641

Por Aida Marín – Vicepresidente de Iniciativas Estratégicas LHH DBM

En un mercado tan cambiante y competitivo como el de hoy, es cada vez más frecuente que las empresas se vean impactadas por los efectos de la tecnología, la globalización, las fusiones empresariales, los mercados y los nuevos modelos de negocio, entre otros.

En ese escenario dinámico, muchas veces las organizaciones deben tomar decisiones drásticas que impliquen incluso dejar partir a colaboradores valiosos.

 

 

Contrariamente a lo que muchos piensan, estas situaciones se presentan tanto en momentos de crecimiento como en entornos recesivos. Pero ambas situaciones implican procesos que deben llevarse adelante de una manera correcta para evitar que resulten traumáticos, minimizando el posible impacto negativo en la imagen corporativa, en la motivación, en el desempeño de los que se quedan y en los riesgos laborales por los que se van.

Frente a esta realidad, los servicios de empresas especializadas que ayudan a las organizaciones a transitar por esta etapa se vuelven necesarios. Las denominadas empresas de outplacement se convierten en agentes de cambio en dos frentes: a nivel empresarial, para ejecutar adecuadamente sus planes de ajuste y, a nivel de los ejecutivos involucrados, para que puedan alcanzar eficientemente su nuevo objetivo laboral, brindándoles el soporte requerido durante este proceso.

Más aún, la asesoría a nivel empresarial se refleja en una planificación correcta, así como en la definición de los beneficios más adecuados, además de la capacitación a los responsables de la comunicación. Luego de ello, se brindará el soporte emocional a los colaboradores desvinculados para apoyarlos a asimilar mejor la situación, ayudándolos a focalizarse en el futuro y en las nuevas oportunidades que puede traer consigo este cambio.

Terminado el vínculo laboral, el outplacement adicionalmente considera el soporte emocional y metodológico a los ejecutivos, a fin de ayudarlos a identificar el objetivo laboral que más se ajuste a sus capacidades, intereses, valores y necesidades, para luego asesorarlos para que puedan construir la mejor estrategia para alcanzarlo.

En ese proceso, la empresa de outplacement le brinda al colaborador diversas herramientas de apoyo que le permitan continuar con su rutina habitual y la oportunidad de desarrollar una potente red de contactos interna, aspecto muy valioso para el logro de sus objetivos.


Sobre el autor

Aida Marín: Vicepresidente de Iniciativas Estratégicas y Consultora de LHH-DBM Perú. Experiencia gerencial en operaciones, procesos y RR.HH. en empresas del sector financiero y de servicios. Ha realizado asesorías de desarrollo organizacional y de gestión del cambio en el país y en el extranjero. Más de 8 años en LHH-DBM Perú, ofreciendo consultoría individual en procesos de Reinserción Laboral y fue Gerente de Transición de Carrera por 5 años. 

Comentarios