Errores frecuentes al buscar trabajo (Llama, por favor)

600

Por Aida Marín – Vicepresidente de Iniciativas Estratégicas y Consultora de LHH-DBM. 

¿No consigues trabajo después de una desvinculación laboral? Consejos para revertir la situación.

Tristeza, preocupación, ansiedad o, incluso, vergüenza son algunos de los sentimientos por los que atraviesa una persona que acaba de ser desvinculada de una empresa, y que hacen que muchas veces tome decisiones apresuradas en su afán por recolocarse rápidamente en el mercado laboral.

Los errores frecuentes que comete una persona en su afán por obtener resultados son el salir a buscar trabajo sin haberse preparado debidamente, distribuyendo su CV apresuradamente actualizado entre todos sus conocidos y buscando reuniones con sus contactos de mayor importancia lo antes posible.

ACLARANDO EL PANORAMA.
¡Calma! Lo primero que debes hacer es determinar cuál es tu objetivo laboral y, para ello, deberás definir qué es lo que realmente se ajusta más a tu situación (que no necesariamente es lo mismo que querías años atrás, cuando ingresaste a tu primer empleo).

ANALIZARTE ES MEJORAR.
La clave es realizar un análisis profundo sobre la base de un serio proceso de autoevaluación, con un conocimiento pleno de tus fortalezas y motivaciones.

El objetivo laboral deberá contemplar también que lo que buscas sea necesario y requerido en el mercado, asegurándote que hay una demanda adecuada para tal posición.

¿CUÁL ES TU OFERTA DE VALOR?
El curriculum vitae, de hecho, es un documento importante, pero también lo es la presentación de dos minutos, el guión de salida ante la pregunta de “por qué saliste de tu antigua empresa”, que deberá ser dicho de una manera positiva. Asimismo, lo son las referencias y el posicionamiento, que no es más que un speech que deberás trasmitir sobre por qué eres el candidato ideal para el puesto. Desarrollar adecuadamente todos estos aspectos mejorará tus posibilidades laborales.

HACIENDO MARKETING PERSONAL
Es importante elaborar un plan de marketing, que es lo que te permitirá salir al mercado laboral como si fueras un producto comercial que requiere un lanzamiento. Este plan de marketing, además de ser como un resumen de todo lo anteriormente mencionado, contiene también la lista de empresas que encajarían mejor con tu objetivo laboral, o en donde podría ser más valorada tu oferta. Una vez elaborado este documento, llegarás a la ansiada etapa final a cual denomino “salir al mercado”.

Si sales al mercado con una sólida red de contactos, pero no consideras el proceso de preparación (sin conocimiento pleno y sin un foco definido), es posible que no logres los objetivos trazados y confundas al mercado al no dejar una huella clara que los empleadores puedan identificar.

Entonces, primero es necesario que tengas mucha calma, realices un autoanálisis a conciencia sobre lo que quieres y sobre el mercado al cual deseas ser incorporado. A continuación, desarrolla un plan de marketing y, con todo esto en manos, apunta a llegar a contactarte con los que serían los jefes de las empresas en las que te encantaría trabajar. El conocimiento y la preparación son las claves. ¡Mucha suerte!


Sobre el autor

Aida Marín: Vicepresidente de Iniciativas Estratégicas y Consultora de LHH-DBM Perú. Experiencia gerencial en operaciones, procesos y RR.HH. en empresas del sector financiero y de servicios. Ha realizado asesorías de desarrollo organizacional y de gestión del cambio en el país y en el extranjero. Más de 8 años en LHH-DBM Perú, ofreciendo consultoría individual en procesos de Reinserción Laboral y fue Gerente de Transición de Carrera por 5 años. 

Comentarios