Inicio Quiénes Somos Contáctenos
 
 
informes entrevistas equipo rr.hh. artículos alerta legal noticias y movidas agenda

PROVEEDORES
Selección y Evaluación de Personal
Intermediación Laboral y Tercerización
Consultoría en Gestión Humana
Outplacement
Outsourcing de Nómina y Pago de Haberes
Software para el Area de Recursos Humanos
Administradoras de Fondos de Pensiones - AFPs
Legislación Laboral
Salud Laboral
Seguridad y Protección Laboral
Servicios de Alimentación
Capacitación y Formación para Empresas
Incentivos, Premios y Distinciones
Comunicación Interna
Eventos de Integración y de Recreación
Uniformes para el Personal

» Artículos

» Más Artículos
    EL DISEÑO DE SIMULACIONES PARA LA CAPACITACIÓN EMPRESARIAL  
 

Por Maricela Ballatore (Argentina), Directora de MB Consultores en Procesos Formativos

En la era de la "realidad virtual", la palabra simulación está a la orden del día y en boca de todos. Las nuevas tecnologías nos permiten recrear escenarios y de esa manera, simular la realidad, ya sea para representar aquello que no está presente o bien, para proyectar cómo podría ser algo que todavía no es. los ambientes empresariales simulados son un ejemplo de simulación. Este tipo de propuesta se encuentra alineada a las necesidades de formación/capacitación en un marco de competitividad empresarial.

Simular significa dar apariencia a una cosa de otra (Saegger, 1991[1]). Según la Real Academia Española simular significa “Representar algo, fingiendo o imitando lo que no es”. La etimología de la palabra simulación se deriva del latín simulatio, cuyo significado es la acción de fingir o imitar lo que no se es. La simulación como acto de representación existe desde tiempos remotos y no sólo, como parte de la vida humana.

Cuando un animal cambia su apariencia, se camufla y logra permanecer indistinguibles del entorno que los rodea, está simulando.

Cuando una empresa organiza a sus empleados para que realicen una evacuación de edificio, como representación de una posible emergencia con la intención de disponer a la gente para que esté preparada en el caso de que suceda realmente, están simulando.

Cuando hacemos un roll play como actividad de una jornada de capacitación estamos invitando a los asistentes a simular.

Cuando diseñamos una experiencia virtual a través de la cual los usuarios experimentarán la toma de decisiones estamos ante una simulación computarizada o software de simulación. Los ambientes empresariales simulados, son un ejemplo de esto último.

Entre simular, emular y demostrar.

En el campo de la formación/ capacitación en organizaciones, el uso de las simulaciones está cada vez más difundido. Y el e-learning es el medio por excelencia para lograr aprendizaje a través de la recreación, lo más verosímil posible, de situaciones de la vida real, aplicables a cualquier área del saber.

Sin embargo, es posible distinguir las simulaciones de otro tipo de recursos virtuales, también aplicados a la formación.

La simulación se utiliza como un método de análisis. Implica la generación de un modelo artificial que representa un sistema del mundo real. La observación del comportamiento de una simulación nos permite realizar inferencias referentes a las características del funcionamiento del sistema verdadero.

La simulación es una metodología para la solución de problemas imprescindible para resolver muchos desafíos del mundo real.

Ahora bien…

Como dijimos no todo lo que brilla es simulación en el mundo virtual.

Habitualmente se escucha en el mundo del elearning que se han desarrollado simulaciones para la formación. Sin embargo, no todas las experiencias virtuales que se ofrecen al usuario bajo el nombre de simulación lo son.

¿Qué diferencias existen entre las demostraciones, emulaciones y simulaciones?

Muchas veces se usan como sinónimo, pero debemos hacer una distinción entre ellas.

Las demostraciones son una técnica expositiva, en el ámbito del elearning se plasman en recursos multimediales que, por ejemplo, imitan el funcionamiento de sistemas, sin interacción del usuario. Esto le permite al usuario observar un comportamiento- procedimiento- acción sea de un sistema, software, modelo, etc.

Las demostraciones virtuales tienen como objetivo exponer un contenido o explicación de manera demostrativa mediante recursos visuales sin participación activa del usuario.

Por otra parte, las emulaciones, ofrecen cierto grado de posibilidades de interacción a los usuarios, pero las mismas se ven limitadas a opciones predeterminadas por el diseño, del tipo opción múltiple. Por lo general, las emulaciones últimas se muestran como entornos gráficos que simulan determinados ambientes, pero en realidad son representaciones gráficas simuladas no simulaciones.

Las emulaciones, si bien tienen objetivos pedagógicos similares al de las simulaciones, son más limitadas porque solo permiten al usuario elegir entre opciones predeterminadas y restringidas. Las emulaciones son más sencillas de diseñar y producir, porque el grado de libertad otorgado al usuario es mínimo.

Las emulaciones son aplicaciones informáticas que, por ejemplo, imitan el funcionamiento de sistemas guiando y corrigiendo al usuario-estudiante en cada acción.

Finalmente, se puede definir una simulación computarizada como un conjunto de instrucciones (software) que se ejecuta sobre un ordenador (hardware) con el fin de imitar (de manera más o menos realista) el comportamiento de un sistema.

Las simulaciones propiamente dichas, requieren desarrollos más sofisticados porque reflejan un modelo más complejo de la realidad que se pretende experimentar permitiendo una combinatoria de variables más abierta[2]. El grado de libertad es más amplio, ya que, la combinación de variables (cantidad de información) hace que el universo de interacciones y respuestas posibles sea más amplio.

En el ámbito del elearning las simulaciones son aquellos entornos interactivos en los cuales los usuarios deben tomar decisiones: analizando datos, aplicando cierta metodología y sus habilidades de pensamiento crítico[3].

El uso de simulaciones en las organizaciones

Una simulación ofrece mayores posibilidades de interacción a los usuarios, y reflejan un modelo más complejo de la realidad que se pretende experimentar permitiendo una combinatoria de variables más abierta. El grado de libertad es más amplio, ya que, la combinación de variables y la cantidad de información generan un universo de interacciones y respuestas posibles mucho más amplio.

Como estrategia de formación, la simulación posibilita el aprendizaje ya que ofrece al participante un escenario de práctica muy similar al de su realidad, pero además, incentiva la confianza y la seguridad en sí mismo porque opera en un ambiente exento de riesgos, propiciando el aprendizaje a través del impacto de sus decisiones.

No debe tratarse de un juego automático sino que una simulación debe acercarse a la realidad sin perder de vista la intencionalidad formativa. La simulación es una manera de aprender a raíz de las equivocaciones que podrían producirse en el accionar de la vida real, pero evitando las implicancias de dichos errores.

En general, las simulaciones son buenas estrategias para evaluar a las personas que se están capacitando en un contexto laboral, porque permiten verlas en acción en situaciones similares a la práctica real. Para que una simulación promueva aprendizajes tiene que tener un sólido modelo teórico y pedagógico por detrás. Esto es, estar pensado para que el usuario además de divertirse, reflexiones sobre sus acciones y/o aprenda a realizar procedimientos concretos.

Principales ventajas en el uso de simulaciones en la formación

Dentro de un proceso de formación podemos indicar las siguientes ventajas:

  • Ofrecen una forma más accesible a los sujetos de aprendizaje de trabajar con diversas máquinas, procesos y procedimientos
  • Involucran al sujeto del aprendizaje, ya que es él el que tendrá que manejar el simulador, observar los resultados y actuar en consecuencia
  • Es una herramienta motivadora
  • Coloca al sujeto ante situaciones próximas a la realidad
  • Se pueden trabajar situaciones difíciles de encontrar en la realidad
  • Al tratarse de un entorno simulado, los sujetos no está expuesto a situaciones peligrosas directamente
  • Supone una forma económica de trabajar con máquinas, procedimientos y procesos actuales, difícilmente conseguibles en la realidad

Conclusiones

La simulación es un caso paradigmático de incorporación de las nuevas tecnologías a la formación, en el marco de los actuales procesos innovadores.

La característica fundamental de la simulación como estrategia de formación es la inclusión del sujeto de aprendizaje en una situación activa cognoscente.

La simulación como entorno virtual ofrece sin mediadores una percepción del mundo y consigue una implicación empática total con un mundo creado, de allí su impacto en los procesos de formación actuales.

Fuente: americalearningmedia.com

1- Saegger, Francoise. “Los juegos de simulación en la escuela”. Madrid. Visor. 1991
 2- Computer simulation. Hugh J. Watson John H. Blackstone Jr. Wiley & Sons, Inc. Singapore. 1989
 3- Penner, D. (2001) “Cognition, computers, and synthetic science: building knowledge and meaning trough modeling”. En: W. Secada (Ed.) Review of Research in Education 25. Washington D.C.: American Educational Research Association.
 
 

 
 
  COMENTARIOS  
 
 
 
   
Comentario
Nombres
E-mail
Blog o Web (opcional)
 
       
Registrate al Newsletter

Portal de Recursos Humanos


Infocapitalhumano.pe, es el portal de recursos humanos en Perú con información especializada del y para el área de recursos humanos.
Los creadores de este portal de recursos humanos suman años de experiencia en el sector de recursos humanos,
y también son editores de la Guía del Capital Humano y organizadores de Expo Capital Humano.


Expo Marketing Perú: www.infomarketing.pe | Diseño Web y Posicionamiento SEO: Traza, Diseño web